40 millones de hogares en exclusión social y laboral en AL, según Comisión Económica para América Latina y el Caribe

24 octubre, 2017

Foto: Curt Carnemark/Banco Mundial Trabajador de la construcción reparando vías del tren en México

Durante los años 2002 al 2015, menos de tres de cada diez hogares en 17 países de América Latina alcanzaron los niveles mínimos conjuntos de inclusión social y laboral, de acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 

Más de 56 millones de hogares alcanzaron los niveles mínimos de doble inclusión en 2015 pero que casi 40 millones se encuentran en condiciones de doble exclusión durante el mismo año. Esta es una de las principales conclusiones del documento “Brechas, ejes y desafíos en el vínculo entre lo social y lo productivo”, que será presentado oficialmente por la Secretaria Ejecutiva del organismo regional, Alicia Bárcena, durante la Segunda Reunión de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, que se inaugura este miércoles 25 de octubre de 2017 en Montevideo, Uruguay.

La CEPAL entiende por inclusión social y laboral conjunta el acceso universal a la educación, la salud y la protección social e infraestructura básica, por un lado y, por el otro, el acceso al empleo de calidad, remunerado en condiciones dignas y con acceso a derechos.

Entre los principales obstáculos para obtener los mínimos simultáneos de inclusión social y laboral el informe destaca las desigualdades económicas, de género, étnicas, territoriales y de edad.

“La doble inclusión es una realidad aún lejana para la gran mayoría de la población rural. Esto se debe tanto a la falta de acceso a infraestructura básica y a los bajos niveles educativos, como a la desprotección en el trabajo”, advierte la CEPAL en el texto. Los porcentajes de doble inclusión son también mucho más bajos en la población indígena y afrodescendiente que en el resto de la población, advierte.

El estudio advierte sobre las necesidades de adaptación y anticipación que han de llevar a cabo gobiernos, el sector privado y los sindicatos ante las drásticas transformaciones generadas por los rápidos cambios tecnológicos en el sector del trabajo, los desafíos climáticos y fenómenos como la migración o el envejecimiento de la población.

Es indispensable ampliar y fortalecer los sistemas de protección social y los espacios de diálogo y negociación entre los actores del mundo del trabajo para mitigar los posibles efectos negativos de esos cambios sobre el empleo y los derechos de las personas y para distribuir más equitativamente sus beneficios.

“Los más de 162 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años que viven en América Latina y el Caribe son agentes centrales para lograr el cambio productivo y el desarrollo sostenible”, sostiene el estudio, que también pide fortalecer las políticas sociales a lo largo del ciclo de vida, con foco en la infancia, la adolescencia y la juventud.

Por otra parte, como forma de orientar a los países en el diseño de políticas, la CEPAL hace un amplio análisis de la dimensión social de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por la comunidad internacional en 2015. Utilizando el concepto de “pilar social extendido”, el organismo verifica que todos los ODS, no solo aquellos con metas sociales explícitas, tienen claras implicancias para el desarrollo social de la región.

“Lograr los objetivos de una agenda centrada en la igualdad, en un horizonte de tiempo como el que establece la Agenda 2030, exige un cambio del estilo de desarrollo predominante y la implementación de políticas económicas, industriales, sociales y ambientales que deben alinearse con un cambio estructural progresivo”, subraya la Comisión.

El desarrollo sostenible no es alcanzable si se mantiene o se incrementa la “huella social” del modelo de desarrollo vigente, es decir, los altos niveles de pobreza, la desigualdad, los déficits de trabajo decente, la desprotección social y la vulneración de derechos de la población, concluye el organismo.

 

Leer aquí el Documento completo:  Brechas, ejes y desafíos en el vínculo entre lo social y lo productivo.

 

Premio Breach / Valdez de periodismo y derechos humanos

Defensoras Derechos Humanos

  • La Hermana Consuelo Morales

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES