julio 19, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

“Soy hija de los adelantamientos. La velocidad está en mi ADN”

“Soy hija de los adelantamientos. La velocidad está en mi ADN”

Prisca Daruffi es la “hija del adelantador” que sucedió a su padre Piero, quien ganó por última vez la Mille Miglia en 1957 a bordo de un Ferrari 315S. Y, a partir de ahí, su destino quedó sellado. Con un padre/leyenda nacido y criado en Roma, al que ya dedicó una autobiografía en 2006, por el centenario de su nacimiento, ahora habla de sí mismo en Doppietta e punta heel (editado por Minerva y muchas fotos, familia, huellas y éxitos…), subtítulo: “Mi vida con el zorro plateado”.

En su caso, el ADN no miente: en pista, debutó en el 84, Prisca Daruffi se proclamó campeona de Italia y vicecampeona de Europa de rallyes en el 89 (el año siguiente a la muerte de su padre); Participa en múltiples pruebas de rally; Es instructor de pilotos y piloto de pruebas… de hecho es un Géminis Ascendente Cáncer, lo que significa, según el zodíaco, una “fuerza de la naturaleza”.

Prisca Tarafi, empecemos por el nombre. ¿Es romano o mexicano?

“Conozco la versión romántica de la historia: Papá, que corrió mucho tiempo en México, en la famosa Carrera, llevó a mi mamá Isabella con él durante años a explorar, porque era una carrera muy larga, más de tres mil kilómetros. .. Una vez estuvo en Taxco, donde había un adoratorio dedicado a Santa Prisca, hay una hermosa iglesia barroca y le enamoró el nombre.

¿Cuándo vio tu padre la iglesia?

«En los años 50. Hizo Carrera del 50 al 54, yo nací después».

Después…?

“Después de que papá se retirara de las carreras. yo soy del 59 En el 57, papá ganó la Mille Miglia por última vez en la historia, pero le hizo una promesa a mi madre: dejaría de correr cuando ganara la Mille Miglia. Había hecho trece. Ese año Enzo Ferrari le regaló un coche oficial, muy potente, pero él le dijo: Ingeniero, si ganas, recuerda la promesa a doña Isabella”.

Precisamente.

“Hay los que nacen por parto natural, otros por cesárea; Nací para adelantar al socio de mi padre en von Drips, a pocos kilómetros de Brescia. Cuando cruzó la línea de la victoria, no sabía que había ganado, mi madre le dijo: No hagas bromas como un cura. Sin embargo, ocurrió una tragedia durante la carrera, en la que varios espectadores cayeron y chocaron, y ese fue el final de la carrera, que se considera muy peligrosa».

¿Cuántos años llevas tú y tu padre?

«Él ganó la carrera con 51 años, y yo nací dos años después. Hay una diferencia de 23 años entre mi padre y mi madre, y yo tenía un padre anciano, y todos creían que era mi abuelo».

Ella le muestra pleno amor y adoración.

“Una de las tareas de mi vida es mantener viva la memoria de mi padre, porque era un hombre tímido, estaba detrás de escena: era ingeniero, no un mafioso como Nuvolari…”.

READ  México: Cem, Sirm y jesuitas llaman al domingo 10 de julio día de oración por la paz, mientras continúan las amenazas y violencia contra los sacerdotes en el país.

¿Cómo nació el nuevo libro?

“Para no olvidar mi vida, porque fui una persona afortunada, hice cosas hermosas y aventureras; y, paralelamente, recordar a mi padre, explicar cómo heredé este interés, como si siguiera una regla, en contra de su voluntad.

¿Su padre se opuso a que él corriera?

“Cuando empecé en 1984, las mujeres piloto éramos moscas blancas, pero tuve una oportunidad: una amiga que trabajaba en el Circuito de Vallelunga, diseñado por mi padre, me dijo que tenía un coche para la Copa. Renault 5 Me preguntó: ¿quieres probar?, y Yo: Por qué no, entonces le dije a papá: voy a hacer una carrera en la pista en una semana.

¿Y el?

“Por un lado estaba preocupado. A ella nunca la empujaron a correr, consideraba el automovilismo un deporte peligroso, y luego yo era la hija… Pero ella me ayudó: me llevó a la pista, nos miramos la juntas, ella me dio valiosos consejos. Tuvimos algunos para girar. Tengo los sustos.

¿Y en la introducción?

«Él vino a verme, con mi madre, me elogió. Así que fui».

cuántos años

«Veinticuatro, es demasiado tarde para un piloto. Entonces quemé las plataformas, de la pista al rally, del rally a la pista, a los rallies africanos, a los raids».

¿La mayor satisfacción?

“El título mundial de rally femenino en 1989, un coche potente y exigente, el Ford Sierra Cosworth, el coche que me dio las emociones más bonitas. Y para las carreras, africanos como el Rally de los Faraones y el Rally de las Gacelas en Marruecos .

¿Qué tienen de especial?

“Más allá de la competencia están los imprevistos y aventuras que tienes, quedarte varado en el desierto, estar solo en la noche con un copiloto bajo un cielo estrellado, enfrentarte a una tormenta de arena encerrado en un auto… Yo conocí. Limitaciones y mis fortalezas , porque cruzar los cerros de la catedral de cien metros de altura, más de lo habitual. Nunca he vivido situaciones como conducir de otra manera, o dormir en una tienda de campaña o no dormir nada. .Situaciones fuertes, psicológica y físicamente».

¿Cómo te preparas? Su padre incluso tenía un gimnasio de invernadero…

“Era parte de la disciplina del piloto, corrió hasta los 51 años. Para conducir un auto potente durante muchas horas, hay que entrenar, desarrollarse de cierta manera, trabajar la resistencia muscular, la resistencia a la conducción y al calor, espiar. .. .».

También es campeona de golf.

“Sí, he ganado el título nacional senior. Es un deporte que me encanta porque conecta con la naturaleza. Luego practiqué natación, equitación y esquí, y jugué voleibol en la Serie A: hacían todo lo posible para impedirme conducir. Pero a los 24 años empecé a correr y correr e incluso me convertí en piloto instructor y entrenador técnico en cursos de conducción.

¿Hay algún estudiante famoso?

READ  Expedia Group, Priceline Group, China Travel, China COTS Tours Holding - Brianza Dona

«Muy bueno fue Giorgio Falletti, que me presentó a la exmujer de Genga, Roberta Termali, como mi copiloto. Otro copiloto fue Marina Lungo. Luego Eros Ramasotti, un gran amante de los coches».

¿Siempre has tenido un copiloto?

“Casi siempre las mujeres pueden competir tanto por la clasificación como por la absoluta. En 1989, cuando gané el título italiano de rallyes, alcanzamos el tercer puesto de la clasificación general en el campeonato del Grupo A, una gran satisfacción: salimos muchos hombres. .. en el desierto, en cambio, para mí hubo una contraparte masculina.-Pilotos, como el excampeón Franco Picco, que todavía hace el París-Dakar en moto y que me enseñó mucho durante las tres ediciones del faraones.

Cincuenta años después de aquella victoria, en 2007, hizo la Mille Miglia en el coche de su padre.

“Sabía cuánto le importaba esa carrera, escuché sus historias, todos siempre le preguntaban sobre esa Mille Miglia… Sabía que era una victoria dolorosa y sostenida que marcó su vida. Para el 50 cumpleaños de Ferrari, mi padre por un mil kilómetros Cuando se propuso hacer el funeral en el mismo auto que llegó, parecía un sueño.

¿Y el coche?

“Era hermosa… el dueño es estadounidense. Estuvo en observación en Ferrari durante tres meses, lo probé en Maranello, era muy difícil de manejar: frenos de tambor, o sea, no frenaba, se recalentaba hasta morir”. , el volante está a la derecha…”

¿Y entonces?

«Luego me senté donde papá sufrió 1.600 kilómetros y fue a mi lado: una emoción extraordinaria. Es una carrera en el corazón de la gente. Hice tres más, pero fue imposible repetir».

También conoció a Enzo Ferrari.

“Conocí a Drake cuando tenía 14 años con mi papá, mi mamá y mi hermano. Me dio una bufanda de pony. Era un hombre enigmático con lentes oscuros. Con mi papá gruñón, se levantaron y se separaron varias veces. pero había mucho respeto.

¿Has conocido a muchos pilotos en tu vida?

“Schumacher, con quien tuve que correr la Mille Miglia. Alex Zanardi, que me impresionó por su carisma, humanidad y espíritu, luego Niki Piacian, a quien conocí muy bien, Valentino Rossi, a quien vi de niño sobre los hombros del padre Graziano en Misano, Emanuele Pirro, un mejor amigo, Andrea de Cesaris, y luego muchos otros. Tuve el honor de conocer a mujeres piloto, mujeres de pista y rally».

¿quién soy?

“María Teresa de Filippis, la mejor amiga de mi padre, y Lella Lombardi, mi heroína, la Fórmula Uno y la única mujer en ganar medio punto en carreras italianas. Y luego María José Rodríguez, Majo, la joven mexicana con la que compartí los últimos Carrera, muy fuerte, con camiones, con Mercedes, corre con cualquier cosa. En los rallies, Michele Mouton, una leyenda, conocí a la copiloto Fabricia Ponce, luego corriendo en el desierto, la campeona de automovilismo Silvia Giannetti y Camelia Liberotti que hacen el Dakar con quads: mujeres específicas, digamos».

READ  Después de ganar la segunda vuelta, Margi-Jay se destacará contra BMP Urban en 2022.

También es el Gran Mariscal de Carrera.

“Significa certificación: es un título que dan todos los años, por la recreación de la carrera, y por el 70 aniversario de la victoria de mi padre con Ferrari, cuando me llamaron, fui la primera chica en conseguirlo. manejando un alfa romeo mis respetos papa en mexico tan famoso lo llaman el sorro plateado

¿Le pusieron el apodo de Silver Fox?

“Sí. Tanto sus canas precoces como sus trucos y mañas de carrera: era un piloto que utilizaba su conocimiento del vehículo tanto como ingeniero”.

¿Velocidad para ti?

“Siempre me gustó. A los 18 años quería una Kawasaki 350 de segunda mano: para mí era velocidad, sensación de libertad, aceleración, el viento en el pelo, en el casco… Tenía cuatro, ahora tengo una avispa”.

¿Y las carreras?

“Un buen conductor es aquel que está al filo de la navaja: conduce al límite de sus posibilidades, en la delgada línea que te saca, que es maravillosamente adictivo”.

¿Alguna vez has tenido miedo?

“Pues ya sabes cuántos sustos… Yo también caí tres veces, una de ellas en Imola delante de mi padre, en una pelea. verguenza”.

¿Estaba su padre orgulloso de ella?

“No me lo dijo abiertamente, pero en el fondo… lo que más lamento es que murió el año antes de que yo ganara el título. Espero que esté orgulloso de su hija a partir de ahí.

¿Qué hay de su madre?

“Donna Isabella, de 94 años, pensó que había dejado de sufrir, pero en cambio… lloró al comienzo de mi presentación: Comienza de nuevo. Pero siempre seguí mi propio camino”.

¿Lo más difícil para un conductor?

«Encontrar el coche adecuado, con el equipo adecuado. En pista, para mí, para hacer el mejor tiempo en los entrenamientos, para salir desde delante; en los rallies, intentar sacar el máximo partido al coche sin sobrepasar los límites».

¿Cómo es el mundo de las mujeres piloto?

“Sí, cuando lo conocí, había mucha, mucha más competencia que los hombres. Los celos también en los equipos. De hecho, aparte de mis copilotos, era mejor en equipos masculinos».

¿Por qué te gusta tanto el rally Gazelle?

“Gazelle, para los marroquíes, es una manera de definir a una mujer joven que desafía al desierto. Una mujer independiente. Llevo cinco años en los rallyes y en 2008 gané la última carrera importante de mi carrera. Soy como una galaxia como una mujer que intenta superar mil dificultades e imprevistos en el desierto.Sentimiento».