mayo 26, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Entre serpientes y tamari, ganó la tendencia flexible

Entre serpientes y tamari, ganó la tendencia flexible

Los segundos, los vampiros, las falsas sacerdotisas, los demonios, las panteras con escamas o encajes, las brujas vengadoras, los vikingos obesos con delantales y medias blancas, los hombres musculosos con barba, tacones altos y farfulladores, los gritones con chalecos de damasco, los animales con esmoquin cortados por la mitad y luego calentadores, círculos en llamas, explosiones, tsunamis, relámpagos, truenos, tornados, columnas de fuego, balanceos, guiños y un poco de folclore étnico esparcido aquí y allá, la final del Festival de Eurovisión. Fue una maratón de dos de los cinco sentidos: el oído y la vista. Todo era tan exagerado que el espectador acababa necesitando unas vacaciones de tres días en un relajante spa.

Quizás por eso finalmente gana Nemo, un enano suizo con falda rosa y chaqueta de plumas que se identifica como no binario y canta un himno para descifrar códigos, un tema querido en este concurso como lo demuestra Conchita Forrest con una larga barba, falsa. pestañas y un vestido sirena Bahar, conquistó la edición de 2014 como drag queen.
Si leemos esta competición como un espejo en una versión lírica de la Europa actual, podemos decir: 1) en la imaginación prevalecen el guerrero y el vengador, un varón a medio camino entre el tornillo y el tamaru; 2) Creemos que gritar es más efectivo que cantar; 3) Para llamar la atención, necesitas un bombardeo visual y auditivo; 4) No hay una canción europea, sino una mezcla de temas donde la etnia resiste hacia el sur mientras que en el norte se inclina más hacia el metalero.
Todo esto explica por qué una canción pegadiza pero memorable, como la italiana, aburrido Traída por Angelina Mango, nunca pudo ganar. Era muy normal en ese círculo extra.

READ  Miedo en los rostros de hombres y mujeres: la cirugía es necesaria

Como ocurre con el Festival de San Remo, que inspiró el Festival de Eurovisión cuando nació en 1956, y cuya primera edición se celebró en Lugano, no hay que esperar innovación, sino más bien un reflejo del presente, incluida la hipocresía que ha convertido a algunos europeos en Hacia eso. Sin concesiones. El torneo de Malmö fue uno de los más polémicos, tanto dentro del estadio, con fuertes abucheos al cantante israelí, como fuera, con las manifestaciones a favor de Gaza.
Creo que boicotear a los artistas como represalia política es una mala opción, así que si se permite a los cantantes israelíes a pesar de lo que el gobierno israelí está haciendo en Gaza, ¿por qué excluir a los cantantes rusos y bielorrusos debido a lo que Putin está haciendo en Ucrania? O todos los cantantes son moralmente cómplices o ninguno lo es. O se pide a todos que se distancien de las malas decisiones de su gobierno o no se le pide a nadie que lo haga. El público decidirá entonces, basándose en la canción y la historia del artista, si escucharlo, votarlo, aplaudirlo, abuchearlo o ignorarlo. Siempre es mejor tener una voz que ninguna si realmente queremos estar “unidos por la música”, como dice el lema de esta edición.
En la plaza de Malmö, las banderas croatas ondeaban junto a las españolas, las griegas con las suizas, las suecas con las chipriotas y las irlandesas con las lituanas, porque cuando reúnes a la gente para cantar y bailar, la música gana. Trasciende fronteras y, a veces, incluso nacionalidades, y todos sabemos la necesidad de ello.
Luego, claro, estaba todo inflado, pero, como decía, eso fue un reflejo de los tiempos y de los gustos. Escapar de la moda es un proceso complejo. Sólo la vanguardia triunfa, y la vanguardia, como sabemos, nunca despertó a las masas, de lo contrario no lo habrían hecho.

READ  ¿Por qué se fueron Mirjana Trevisan y Biagio Daniele? / De videos a sospechosos

[email protected]