La mutilación genital femenina “No es aceptable” en el siglo XXI

6 febrero, 2018

Foto: UNFPA/Mandela Gregoire Una marcha contra la Mutilación Genital Femenina (MGF). Los participantes son graduados y partidarios de un rito de iniciación que sirve como una alternativa a la MGF.

En conmemoración del Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, la Enviada de la ONU para la Juventud subrayó que esta práctica horrorosa es una aversión a los derechos humanos de millones y les impide alcanzar su máximo potencial.

“Esto no es aceptable y esto se hace en nombre de la tradición, la cultura, la religión, o para garantizar que las mujeres asuman un papel subordinado a los hombres con los que eventualmente se casarán,” dijo Jayathma Wickramanayake, la Enviada del Secretario General de la ONU para la Juventud, hablando en un foro internacional en Gambia sobre estrategias para combatir la práctica.

“Esto no es aceptable en el siglo XXI”.

A nivel mundial, se estima que más de 200 millones de mujeres y niñas se han sufrido alguna forma de mutilación genital y las niñas de 14 años o menos representan alrededor de 44 millones de las que han sido “cortadas”.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), aunque la práctica está disminuyendo en muchos países donde prevalece, muchos de estos países también están experimentando un alto índice de crecimiento de la población, lo que significa que el número de niñas que se someten a la mutilación genital seguirá creciendo si los esfuerzos no se incrementan significativamente.

En uno de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible—acordada por todos los Estados Miembros de la ONU—se ha pedido la eliminación de la mutilación genital femenina y otras prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado.

Los países también han intensificado sus esfuerzos.
Por ejemplo, en noviembre de 2015, Gambia prohibió y penalizó la mutilación genital femenina. Muchos otros países africanos ahora también tienen una legislación que prohíbe la práctica.

Además de implementar la ley, la Enviada para la Juventud hizo un llamado a todos los países y partes interesadas para abordar las lagunas existentes en sus marcos jurídicos y reiteró el apoyo de la ONU para superar la práctica perjudicial.

“La historia nos ha enseñado que las sociedades humanas pueden proponer prácticas sociales reprobables—que se justifican bajo falsas apariencias—para fortalecer las estructuras de poder o mantener el status quo para ciertos grupos en la sociedad”, dijo Wickramanayake.
“Afortunadamente, también sabemos que la práctica social no es estática y que puede cambiar a medida que evoluciona nuestra comprensión”.

El Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina se conmemora anualmente el 6 de febrero con el objetivo de fortalecer el impulso hacia el fin de la práctica, que se reconoce a nivel mundial como una violación a los derechos humanos de las niñas y las mujeres, y perpetúa una desigualdad profundamente arraigada entre los sexos.

La Enviada de Juventud del Secretario General de la ONU, Jayathma Wickramanayake, habla en el foro en Banjul, Gambia Foto: Alhagie Manka

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES