julio 19, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Por qué Putin está en China (donde se reunió con Orban): energía, drones y el conflicto entre Hamás e Israel

Por qué Putin está en China (donde se reunió con Orban): energía, drones y el conflicto entre Hamás e Israel

Después de 20 meses, con una orden de arresto internacional y con la guerra aún en curso y lista para ser detenida nuevamente por el aguanieve del invierno, Vladimir Putin abandonó su país para visitar a Xi Jinping. Esta ocasión es el tercer foro para Iniciativa de la Franja y la Ruta Que marca el décimo aniversario de su fundación, la Ruta de la Seda, de la que Italia, la primera ministra Giorgia Meloni, saldrá sin grandes alardes. Los motivos de esta visita oficial son muchos: desde la firma de proyectos energéticos hasta el suministro de drones y la necesidad de dar un nuevo impulso a su posicionamiento internacional. A pesar de las presentaciones, el encuentro sólo puede ser una formalidad. “Creo que China no tiene interés en firmar nuevos contratos, al menos públicamente, porque cualquier cosa que pueda presentarse como un flujo adicional de dinero a las arcas de Putin y su maquinaria de guerra no es bueno en este momento”, dijo. dijo a Reuters el director del Centro de Investigación Carnegie Rusia Eurasia. Así que todo es humo y espejos, incluso si la apariencia importa en el contexto internacional. Baste decir que entre los invitados se encuentra Viktor Orban, el único entre los 27 miembros del sindicato que visitó Beijing.

Putin busca nuevos contratos energéticos

Para una economía que depende en gran medida de los hidrocarburos (los ingresos a nivel federal representan entre el 40 y el 50% del total (datos: Sciencedirect), es esencial encontrar nuevos contratos que respondan a los esfuerzos de la industria bélica. Por eso, según muchos observadores, Putin fue a Beijing: para pedir a Xi Jinping que firmara acuerdos en el ámbito energético. Dos proyectos siguen estancados entre las dos superpotencias: la construcción de Silla Siberia 2 (Siberian Power 2), un gasoducto que cruzará la patria y Mongolia para transportar 50 millones de toneladas de gas anuales a China. Al mismo tiempo, Moscú espera obtener de Pekín las tecnologías necesarias para implementar el proyecto Sakhalin 3, la producción de petróleo y gas en la isla situada en el sureste del país, al norte de Japón. Actualmente el proyecto se encuentra bloqueado debido a las sanciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos. Pero ayer, la declaración del Ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, sobre los drones utilizados en Ucrania fue: “Básicamente, todos nuestros drones provienen de la República Popular China. También estamos muy agradecidos por esto a nuestros socios”. El Kremlin tiene intención de invertir 60 mil millones de rublos (unos 580 millones de euros) para aumentar en un 41% la producción de drones civiles en el país.

READ  Ucrania, día 338 de la guerra

La línea en Gaza

Las relaciones entre los dos líderes también son muy estrechas en el frente de la política exterior. Ayer, el Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se reunió con su homólogo chino, Wang Yi. Ambos apoyaron la urgente necesidad de un alto el fuego entre Hamás e Israel y de resolver el conflicto, y acordaron una solución de dos Estados, un Estado israelí y un Estado palestino. La reunión entre Putin y Xi Jinping será, por tanto, una manera de renovar las relaciones en “cuestiones internacionales y regionales”, como se describe en un memorando. Los aliados se presentarán en el escenario de Oriente Medio como potenciales mediadores del conflicto. Es un proyecto que ya tuvo éxito en Beijing y que favoreció el acuerdo entre Irán y Arabia Saudita. La propia China enviará a Zhai Jun como su enviado especial para proponer un alto el fuego y conversaciones de paz. Pero del lado ruso, Putin hará hincapié en sus relaciones con el mundo árabe.

Orban, el punto débil de Europa

Dos publicaciones en X con un mensaje: Hungría se aleja de Europa. «Encuentro con el presidente Putin en Beijing. Y todo el mundo en Europa se pregunta lo mismo: ¿Puede haber un alto el fuego en Ucrania? ¡Es esencial para Europa, incluida Hungría, que cesen la afluencia de refugiados, las sanciones y los enfrentamientos!”, compartió el húngaro en las redes sociales.

La fotografía adjunta muestra a los dos líderes que también hablaron sobre cooperación energética. La empresa rusa Rosatom está construyendo una central nuclear en Hungría, mientras que Gazprom se compromete a respetar los contratos existentes. “Estamos tratando de salvar todo lo que podamos. Hungría nunca quiso un conflicto con Rusia. Al contrario, nuestro objetivo siempre ha sido establecer y ampliar contactos mutuos, y lo hemos conseguido. Sin embargo, debido a la operación militar y las sanciones, nuestras relaciones se han visto gravemente dañadas. “Estamos interesados ​​en mantener la cooperación no sólo a nivel de comunicaciones, sino también a nivel económico, siempre que sea posible”, afirmó Orbán.

READ  Guerra Ucrania-Rusia, noticias de hoy

También hoy se reunió con el propio primer ministro húngaro, Xi Jinping, coronando al dúo con otro cargo: “Reunión con el presidente Xi en Beijing. Conexión en lugar de separación: este es el modelo húngaro. Nuestro objetivo es fortalecer las relaciones entre Hungría y China. Esto es bueno para Hungría y para la economía europea”. Sólo podemos recordar la recomendación europea publicada el 3 de octubre y también firmada por Hungría, que enumera cuatro categorías generales en riesgo de robo de tecnología de China. Eliminar riesgos Fabricado en Pekín. Pero para Orbán es mejor jugar con dos camisetas a nivel internacional.

Crédito de la imagen: EPA/Sergey Savostyanov/Sputnik | Vladimir Putin se reúne con el presidente chino Xi Jinping durante la recepción de líderes internacionales del Tercer Foro de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, 17 de octubre de 2023.

Lea también: