octubre 7, 2022

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

“No pude llegar a fin de mes. El regaño de Morandi me hizo ganar San Remo »- Corriere.it

De sandra cesaral

Cantautor rumano, que ganó el Festival de San Remo con la canción “Llévame a bailar” en 1992: “Mi madre llevó a Annamaria a cenar con Giorgio Gaber y Ornella Vanioni”

¿Cuáles eran tus armas letales cuando eras niño?

“A. Está ahí, en el sofá”.

¿guitarra?

“Obviamente. Ves a alguien cantando y tocando, las chicas lo siguen y dicen: quiero hacer esto en la vida. Con mi amigo Mario estábamos actuando en Piazza Navona o incluso en Barcelona cuando recorríamos Europa: éramos jóvenes, lindos y lindo. No estábamos en la calle porque la estábamos pasando bien. Mal o estábamos desesperados. Para nosotros fueron unas vacaciones largas y con este trabajo que teníamos, hicimos dinero para continuar el viaje. Pero nunca fui un Latin lover, los setenta fueron así: nos conocimos, maldijimos, y si nos amábamos, caminábamos juntos”.

¿Aprendiste a jugar a capturar?
“No, solo amo la música. He escuchado muchos de ellos, especialmente los estadounidenses. Y quería aprender a tocar canciones. Solía ​​bromear. Por favor, dilo: Barbarossa bromea mucho. Cuando las personas leen, no escuchan el tono de voz y no te ven reír. ¿Cómo distinguen las fuentes? Me preguntaba mientras escribía mi libro. Y entendí la importancia de los rostros expresivos”. Luca Barbarossa, cantante, compositor y locutor de radio, ha llamado a su debut literario no te pierdas nada Fue publicado en 2021 durante sesenta años. Ahora lo lleva de gira, mezclando recuerdos y canciones. “No es una autobiografía porque no soy Napoleón ni Frank Sinatra. Se centra en mi adolescencia, como una novela sobre la mayoría de edad”.

¿Una historia que te gusta compartir?
“Yo, Vendetta y Banco del Moto Socorso estuvimos tocando en Pincio, una velada organizada por PCI. En un momento, recogió una berlina benigna. El gesto sorprendió, divirtió y relajó. Esta es una temporada que merece ser contada. Damos todo por sentado, pero los niños no ven las noticias, no leen los periódicos. Piensan en otras cosas. Los padres deberíamos hacer más para hablar sobre lo que no han experimentado”.

Tiene tres hijos. ¿Quien es el padre?

“Tener a mi papá en la radio o la televisión para mis hijos debe ser un dolor enorme… Es una preocupación para mí. En casa intento no hablar de mí y darles más importancia. Disfruto de las emociones pero sin estropearlas. A Valerio, el mayor, le encanta surfear, así que en lugar de ir a la universidad en Roma, lo hizo en Portugal, frente al mar. Flavio le encanta jugar, es muy bueno. Estudia música, no es que sea autodidacta. Margot tiene 12 años y muchos intereses. Son buenos, son serios, quieren hacer cosas y no pertenecen a la generación Lying Downs de la generación de Michel Serra”.

READ  “Acabo de recibir el desalojo”: la súplica desesperada de Elisabetta Canales

El tenis es una de sus pasiones. ¿Bueno?
“Comenzó en los años dorados de este deporte en Italia. Tuve el mismo maestro que Banata. Pero para convertirse en un profesional se necesitan un poco más de habilidades que las mías. Luego me mudé al campo y me hice cargo de la música”.

¿Qué adolescente era?
“Duro. Un rebelde se escapó de su casa y no volvió durante semanas o meses. Desaparecí, me fui a Inglaterra, a América”.

También organizó un cine club en el departamento de fiestas de Mentana, donde vivía.

“Ya me lo imaginaba. Mirando hacia atrás, con ternura, parezco loco. Mis colegas iban a los clubes nocturnos y se comunicaban con ellos, mostré películas. Esta actividad política es parte del trabajo voluntario de hoy que amo: limpiar bosques y playas, ayudar a los necesitados”.

¿Qué queda de ese chico?
No éramos comunistas porque creyéramos en el Gulag o en Stalin. Éramos comunistas porque de lo contrario eras cómplice de Andreotti y la mafia y las masacres del estado. Alguien era comunista porque teníamos el peor partido socialista de Europa… porque Plaza Fontana, Brescia, estación Bologna, Italicos, Ustica”. Yo no estaba para ese lío. Del PCI me pasé a una izquierda más socialdemócrata. Pero la verdad, como canta de Gregory, es que Siempre y para siempre del mismo lado me encontrarás. Me importan las situaciones que vive la otra parte como pesadillas: el derecho al aborto, ius solíY el ddl-zan. Seguirás siendo comunista por el resto de tu vida, incluso si el sueño es destrozado por quien fue honesto al admitirlo y leerlo”.

¿Conoces a Giorgio Jaber?

“Sí, fue un privilegio. De niño iba a sus espectáculos. En los años 90 me hice amigo de su hija Dalia y fui a su casa en Milán, en Versilia. Recuerdo una noche, fuimos por primera vez a el Teatro Giorgio, luego nos esperaba Ornella Vanoni para la cena. Ella estaba allí. También mi madre Annamaria, Pricadera. Eran los años en que Berlusconi era un villano absoluto. Nos impactó escuchar a Jaber, frustrado, que no excluyó a nadie. Entonces preguntamos en el camerino, con la cara bonita colgando, la toalla al cuello: “¿Un poco de calidad? Sonaba como si un niño le hubiera gastado una broma y esperara ser reprendido. Su inmensa honestidad intelectual le obligaba a desempeñar su papel y sus creencias”.

READ  Todo sobre la esposa de Giuliano Ferrara

¿Cuántas veces has visitado San Remo?
“Nueve. ¿Alguna vez seré perdonado?”

Necesitamos un emoji con una cara sonriente.
“En Ariston interpreté temas inéditos. Es una de las ventajas del festival. No es que no tenga defectos pero el potencial te lo da. sal de dátilesQue cantó en 2018, es una canción en dialecto rumano.
No transmitiría ninguna radio en absoluto si no algunas emisoras que apoyaron a Roma. Hoy, puedes tomar rutas alternativas. Pero en los años 80, cuando yo empecé, al sistema ya las discográficas les faltaba imaginación. Sanremo era uno de los talentos de la época: o se iba o se echaba a perder”.

El festival lo ganó en el ’92 con la canción “Take Me To Dance”.

“Pero yo quería cantar Corazón de hierro, más ocupado. Fueron Morandi y Dalla quienes me dijeron: “Tienes que deshacerte del mal olor debajo de la nariz”.

Su primera vez fue en 1981 con “Abstract Rome”. ¿Alguna vez le dijo a Venetti que era anti-Roma Capuccia?

“No. Viví los años de las balas, viendo morir a la gente durante las manifestaciones, lanzando botes de gas lacrimógeno a la altura de los ojos, en las espaldas de mis amigos. Los evadí con dificultad. La ciudad era fuego y llamas. Por otro lado , Antonello hablaba de Roma como en un soneto del siglo IX Diez: Cúpula, santidad, majestad, carruaje. Me di cuenta después de que esa canción iba más allá de la historia, era una declaración de amor. Pensé que Vendetta escucharía roma despojadapara expulsar mi ira. En cambio, entró al estudio mientras yo estaba grabando. Él dijo: Bella, ¿puedo tocar el piano? Yo, un gusano, en un instante me convertí en un gran admirador de él».

Después de este éxito, la crisis. ¿Porque?

Para golpear una segunda canción, Vía Margottahan pasado 5 años Mientras tanto, con mi guitarra y saco de dormir, entré en esta casa y tuve que pagar el alquiler: 365 mil liras al mes. Al principio todo está bien. Luego empecé a tener problemas con mi discográfica, Fonit Cetra, mi primer disco no salió bien, no tuve continuidad…».

¿Cómo vivió?
“Fueron años duros, volví a tocar en clubes y tenía ese nombre que me permitía no tocar el piano. No podía llegar a fin de mes. Para pagar la renta, devolví una habitación a el dueño del apartamento.

En el 88, de nuevo en Sanremo. Hablar de agresión sexual. Desata la furia de las feministas y otras.
“Me acusaron de explotar el drama de las mujeres por dinero. Estaba abrumada por la controversia. Afortunadamente, no todos lo creyeron. Me quedé con el telegrama que Dario Fu y Franka Ram me enviaron la última noche. Decían que la cuestión femenina pasa por un denuncia del hombre. Dame fuerzas».

¿Consiguió deshacerse de la foto del chico de al lado?
“No lo tengo con los buenos, pero subestimado. Cuando haces un trabajo público, te ponen una etiqueta con la que tienes que estar de acuerdo. En ese momento vivía mal: quería ser Bob Dylan y querían que me convirtiera en Miguel Bosé».

¿Él nunca se dio por vencido?
“Estaba cómodo en medio de las dificultades. El esfuerzo diario de escribir canciones mejores que las que he compuesto me convenía más que ser el fetiche de las masas. De la serie: Pararse en el carrusel como un hámster y girar la rueda Nuestra vida es la vida del artesano, si no tienes cuidado Cierra tu tienda El éxito es solo una coincidencia.”

Se reinventó con Radio2 Social Club, ¿qué artista mola más?
“Lucio Dalla. Ya nos conocíamos muy bien. En la radio vine gratis. Lucio era un gigante. El gerente podría haber dicho: “Canta una pieza y paga por ella”. En cambio, Lucio se sentó, encendió su cigarrillo. , y le preguntó: “¿Qué quieres de mí?” Soy rico , Karuso? «Éramos escépticos. Volvía mucho. No hacía el trabajo por el dinero, sino porque le daba felicidad. Era Jazman. El músico tiene instinto y pasión y la toma menos que otros».

Por otro lado, de Gregory no quería venir.
“Él dice que lo hice bien para el club social. Al principio dijo que no. Luego comenzó a escucharnos y a pedirme que me uniera. Finalmente llegó a casa. El 8 de diciembre, éramos yo, él, Giorgio Valletti y el matraca que imitaba el sonido de bolas rotas mientras hacía un nacimiento de árbol de Navidad. Un episodio para recordar».

8 de agosto de 2022 (cambio el 8 de agosto de 2022 | 08:07)