marzo 4, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

“Mi pequeño me dejó porque no podía competir con un muerto. Soy enfermera de mi marido desde hace 12 años” – Corriere.it

“Mi pequeño me dejó porque no podía competir con un muerto.  Soy enfermera de mi marido desde hace 12 años” – Corriere.it

Chiara Boni, ¿qué importancia tiene para ti el amor?
“Si la moda me hizo nacer, el amor me hizo vivir. En mis tiempos las chicas no trabajaban, nos educaron para casarnos, aprendimos a poner la mesa y a hablar. Inglés, francés y alemán.

Son los años 50, la Florencia de clase alta, el divorcio a punto de llegar, pero dos matrimonios, noviazgos famosos, un gran amor. ¿Qué soñabas cuando eras niño?
“Yo era hija única, una niña solitaria que soñaba mucho. Cosas triviales, Príncipe Azul. El sueño se detuvo en el momento en que imaginé cómo me habría vestido cuando lo conocí”.

¿El vestido perfecto del Príncipe Azul?
—Austero por delante, bajo por detrás. Un vestido como éste, de 1984, habría hecho mi fortuna: fue diseñado por Laura Bernabei, que organizaba una fiesta para Giorgio Armani, Emanuel Ungaro y Valentino, las tres marcas producidas por Gft. El vestido llamó la atención de Marco Rivetti, que estaba en Gft diseñando productos Made in Italy y quería comprar mi marca”.

¿A quién le debe su educación emocional?
“A mi madre, que se divorció en 1949, un caso único. Yo tenía un año. Él vivía por amor y a su ejemplo le debo toda mi libertad”.

Para usted, ¿cómo se descubre la libertad?
“En 1967, en Londres. Después de mi fiesta de cumpleaños número dieciocho, mi madre me permitió ir a mejorar mi inglés siempre que mi niñera me acompañara. Ha sido un año de apertura extraordinaria. “Llegué vestida como una buena chica de buena familia, pero en Biba's, en Abingdon Road, compré ropa que nunca había visto antes: escandalosamente corta y en colores locos”.

la biografía “Yo que nací fantasía”, escrita con Daniela Feddi y publicada por Baldini + Castoldi, es el retrato de una niña que trastocó los cánones de una época, estéticos pero también emocionales. ¿Quedó claro desde su primer amor que sería poco convencional en todo?
“En el Club de Tenis de Florencia, en la piscina, vi a un niño con ojos increíblemente azules y una barba y cabello largos. Vittorio Maschietto, conocido como Titi, miembro de los años 60, fue la primera persona con la que tuve que tratar. Estudió arquitectura y fundó los ovnis, que invadían las calles mientras ocupaban las universidades con cohetes inflables. Mis amigos lo rechazaron, me enamoré de él. Nos casamos, pero peleábamos constantemente”.

¿Estabas discutiendo sobre qué?
“Por estupideces y porque Titi era mi enano, pero había competencia: yo quería desarrollarme, dar mi opinión, y él se atribuía una especie de superioridad moral. En esos años creé mi primera marca, Tú, Tarzán, Yo”. Jane, mientras que en la película Tarzán dice lo contrario “Yo soy Tarzán Tú, Jane: Mi marca era una mujer que se negaba a ser definida por un hombre”.

¿Qué tan revolucionario te has vuelto en el amor?
“Imprimimos el periódico”. El poder de los trabajadores“Ordené los personajes en la página y en este proyecto invertí las ganancias de la tienda”.

¿Terminó por diferencias políticas?
“Terminó porque él teorizó sobre la pareja de mentalidad abierta, pero mantuvimos una excelente relación. Fuimos anfitriones juntos de la charla de Reiter. El dilemaa”.

¿Qué hizo con su nueva libertad?
“En Florencia cerró su negocio en el Palacio Corsini, que había adquirido cierta fama, y ​​también vino Veruschka, la cumbre. Estamos a finales de los setenta. Voy a Milán y abro una pequeña boutique con Amalia Castellina en Via Pegli y los periodistas de moda empiezan a publicar mi ropa en revistas. Luego, un cómplice de Carpi toma el relevo y allí, en provincia, comprendo, gentil y desapegado, que fui considerado un destructor de familias. “Me decepcioné mucho, pero en Cerdeña volví a ver a un joven pretendiente, Daniele Boatti, ahora casado, y me enamoré”.

READ  "Gran Hermano Vibe" eliminó a Charlie Gnocchi

¿Dejar a su esposa era parte del plan?
“Él lo dijo”. Pero pasé la Navidad con ella y conocí a Vittorio Sgarbi en Cortina. Me fascinó su forma de hablar del arte y esa misma tarde me secuestró y me abrió un museo por la noche. Han sido seis u ocho meses muy interesantes. “También me llevó a Rho Ferrarisi a comer tortellini en casa de mi madre”.

Él era ¿gran amor?
“Él no estaba realmente enamorado”. “Lo quería mucho y tengo las cartas que me escribió, pero creo que tuvo al menos otras siete mujeres”.

Sin embargo, cuenta la leyenda que ella lo dejó y Vittorio llegó a su casa y derribó la puerta de una patada.
“No es un mito: es un hecho”. Pero lo hizo por orgullo: no le gustaba que lo abandonaran. Lo dejé porque extrañaba a Danielle. Después de eso, estaba en la casa de Chino en Merano cuando Daniele llamó y dijo: Me uniré a ustedes. Pero tuvo un accidente y murió. En cambio, llega Vittorio y me dice: Se acabó, no puedo competir con un hombre muerto.

Cesare Rometti también estuvo casado.
“Pero él ya estaba con Michi Gioya desde hacía muchos años, y nunca lo consideré casado. En fin, mucha gente piensa que Gft compró mi empresa porque yo estaba con él, pero es todo lo contrario: lo conocí porque ya estaba en Gft”. “Al principio no me di cuenta de que era él. Coqueteaba conmigo. Era un hombre fuerte, mucho mayor que yo. Me enamoré de él: me llamaba diez veces al día, escribía las fechas en mi agenda y dijo: “Este fin de semana nos vamos a París”. Entonces Mane Boulet fue un punto de inflexión en nuestro amor”.

READ  “En 5 años lo despilfarró todo” - Corriere.it

¿Qué tiene que ver Manny Bullet con esto?
“Poco antes, en el Foro Ambrosetti de Cernobbio, había denunciado la injerencia de los partidos políticos en las empresas. Cuando Antonio Di Pietro pidió hablar con él, le dije: Ve y ayúdalo a limpiar. Pero fui simplemente ingenuo. Estuvimos juntos otros cuatro años, pero nunca volvió a ser lo mismo”.

¿Cuál es su cualidad distintiva en el amor?
“No estoy luchando por mis derechos, estoy luchando por mis ideas, nunca por dinero”.

En cambio, luchó por recuperar su empresa.
“Mientras me separaba de Cesare, Gft atravesó dificultades financieras, por lo que luché para recomprar a Chiara Boni. Mientras tanto, trabajé como consultor en Toscana y conocí a Angelo Rovati”.

Su segundo marido.
“Durante un mes viajó todas las noches de Bolonia a Florencia para cenar conmigo. “Me atrajo con su atención”.

¿Has hecho alguna locura en el amor?
“Para Angelo fue una locura ser su enfermero durante doce años. Nos casamos cuando le dieron seis meses de vida, y luego vivió otros doce años. Después de la primera de ocho operaciones, despedí a las enfermeras y decidí estar ahí”. “Su estado ha empeorado en los últimos días. Me digo a mí mismo que si esto me sucediera, iría a Suiza a morir”.

¿Qué opina su actual socio Fabrizio Rendi?
“No creo que esté de acuerdo”.

¿Cómo amas cuando eres adulto?
“El amor y la razón se unen, amas, eres solidario y no quieres cambiar al otro”.

¿Seguía siendo feminista?
“Feminista pero femenina. “Todavía estoy convencido de que la dulzura ayuda en la vida”.