junio 25, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

La ciudad italiana de Sibilo en México tiene “una forma de hablar única en el mundo” que permanece.

La ciudad italiana de Sibilo en México tiene “una forma de hablar única en el mundo” que permanece.
Crear un PDFimagen_imprimirPrensa

67d0f3c0 4cdb 11ee a9d7 dd3fde71ffa4En el centro de México hay una ciudad trasplantada de Italia.

Aquí los restaurantes y tiendas de comestibles mexicanos dan paso a trattorias, pizzerías y cocina italiana.

Muchos de sus 4.500 habitantes son “gerritos de ojos claros” y hablan Véneto, el idioma de la región del mismo nombre en el noreste de Italia.

Pero aquí en Sibilo de Francisco Javier Mina, un pueblo a 15 kilómetros de Puebla, el Véneto suena diferente. Es “único” porque está mezclado con náhuatl y español.

Lo apodaron “Sibilino Veneto”, le dice a BBC Mundo el antropólogo e historiador sibilano Miguel Esteban Godvrit Dosetti.

Los antepasados ​​de Dozetti emigraron a México con docenas de familias venecianas y fundaron Sibilo en 1882.

Hoy, a más de 140 años de su fundación, los Sibillinos afirman con orgullo mantener su herencia casi intacta y hablarla en el país con el mayor número de hispanohablantes del mundo.

Aunque este Chipile Veneto no está reconocido como una variante oficial del Véneto, los lingüistas que lo han estudiado reconocen su autenticidad y argumentan que su historia no se comprende suficientemente.

5e7cb010 4cdc 11ee b5fc 8f212b46bd1eCasa de Italia Es uno de los hitos de la ciudad, un referente cultural en la plaza junto a la iglesia.

Chipilo recibe al viajero rodeado de magníficas vistas de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl, que no dejan de arrojar humo y cenizas.

El centro de la ciudad está dominado por una pequeña iglesia y una plaza adyacente que alberga el centro cultural Casa d’Italia y el Museo de los Asentamientos Italianos.

La avenida principal cuenta con varios restaurantes italianos (siempre con algún clásico mexicano en el menú) donde los locales desayunan.

Al ser un pueblo pequeño, la mayoría de la gente aquí se conoce.

Y mientras otros disfrutan del risotto, el clásico café italiano breve y fuerte, están gia mano, estatus llegado (hola, ¿cómo estás?).

READ  Kenia, se reanudan las exportaciones de mantequilla

El idioma utilizado por los primeros habitantes de Sibili era difícil de entender, y hasta el día de hoy lo utilizan como idioma principal para comunicarse entre sí.

Pero después de un tiempo el oído se acostumbra y empieza a percibir las palabras.

855d50c0 4cde 11ee b5fc 8f212b46bd1e“De las 4.500 personas, 3.800 son descendientes directos de los fundadores que emigraron desde Italia. El 90% aprende Véneto desde casa”, le dice a BBC Mundo Arturo Berra Simoni, cuyos abuelos formaron parte de las decenas de familias italianas que fundaron Sibilo en 1882.

“Hoy pasa menos, pero en mi época, cuando empezábamos el colegio de niños, sabíamos muy poco español y no entendíamos al profesor”, se ríe.

“Después de la reunificación de Italia en 1871, el Véneto estuvo en conflicto con muchas regiones vecinas y un río importante, el Piave, sufrió graves inundaciones que afectaron a muchas personas”, dice Berra, quien fundó el Museo de las Migraciones Italianas en Sibilo.

“En México, el gobierno de Porfirio Díaz quería modernizar el país, atrayendo la inmigración europea que trajo modernas técnicas de fabricación”, dice Godwright Dosetti.

Entre 1881 y 1882, aproximadamente 3,000 italianos arribaron al puerto de Veracruz, estableciéndose en las distintas colonias del país luego de firmar acuerdos de compra de tierras otorgados por el gobierno mexicano.

Sibilo fue fundada el 7 de octubre de 1882 por decenas de familias.

En la ciudad viven Berra, Tocetti, Colombo, Cornelli y decenas de otros apellidos italianos.

Para los venecianos, mudarse a México significó buscar un nuevo futuro y escapar de los efectos del conflicto y los desastres naturales.
Ahora Sibilo era una extensión prácticamente vacía y árida.

READ  Mercado Ininterrumpido - 22 de Enero Atención, Negociaciones y Antecedentes

Prometidos tierras fértiles a cambio de promover los cultivos europeos, los fundadores quedaron desilusionados a su llegada.

La tierra no era lo suficientemente fértil ni adecuada para plantar vides u olivos mediterráneos.

Pero se reinventaron, compraron ganado y comenzaron un negocio de exportación de queso y otros productos lácteos que sostuvo la economía durante décadas.

Hoy la producción láctea está orientada al consumo local y el país se sustenta en la producción de muebles antiguos, que se exportan principalmente a Canadá, Estados Unidos, Europa y Arabia Saudita.

“Sibillino Véneto”
El Véneto es una lengua romance con muchas variedades amenazadas de estatus minoritario. Además de en México, en América Latina todavía se habla entre los descendientes de italianos en países como Argentina, Venezuela o Brasil. Pero Sibilo es un ejemplo incomparable de cómo las palabras náhuatl y españolas para nombrar alimentos, plantas y tecnologías que estaban ausentes en Italia en el momento de la migración se conservaron en toda una comunidad.

El antropólogo Miguel Esteban Godwright Dosetti explica que el nombre “Sibillino Veneto” se debe a la evolución que experimentó el Véneto en Sibilo durante más de un siglo.
“En Sibilo se habla una variedad del bajo belluneese. Es tan inusual que las fuerzas económicas y sociales obligan a los inmigrantes a abandonar su herencia lingüística después de una generación o dos”, explica Caroline Mackay, una lingüista que ha estudiado el Véneto en Sibilo.

“En otras partes de América Latina donde se asentaron los venecianos, no encontraron una sociedad unificada y homogénea que pudiera preservar su identidad y su idioma en la cultura mayoritaria”.

Lo extraño es que, a pesar de esta evolución hacia el sibillino veneciano, los venecianos actuales en Italia recuerdan la forma en que sus abuelos hablan de sibilos cuando los conocen.

READ  Cinco de Mayo: Origen, historia e intereses de la Fiesta del Orgullo Mexicano

“Esto se debe a que Sibilo todavía utiliza formas gramaticales y palabras comunes en Italia”, explica Mackay.

El lingüista atribuye esta protección al “relativo aislamiento” en el que vivió Sibilo durante décadas, reforzado por su independencia económica y su éxito comercial.

Sibilo, entre su pasado y su futuro
Monte Grappa es una pequeña colina en Sibilo. Aquí los Sibilinos tomaron las armas y defendieron su ciudad durante la Revolución Mexicana.

Desde arriba se puede observar el imparable crecimiento de la ciudad de Puebla, que amenaza con tragarse su entorno, un patrón que se repite en las grandes ciudades mexicanas.

El pueblo Sibilo ha tenido una relación complicada con sus vecinos durante décadas.

“Durante años fuimos forasteros, ‘ladrones’, a pesar de que nuestros antepasados ​​compraron estas tierras”, dice Berra Simoni mientras camina hacia el cementerio.

Mucho ha cambiado desde entonces. Mucha gente viene de todas partes para trabajar en Sibilo y los matrimonios con extranjeros van en aumento. Incluso si tiene un costo. “En los últimos años, el número de niños que dejan de hablar la lengua veneciana es muy elevado, porque muchos de sus padres no son originarios del país”, reconoce Godwit Dosetti.

“Me preocupa que la venganza de Sibilo afecte a nuestro modo de vida, a nuestra cultura y a nuestra lengua”, afirma Dosetti Masocco.

Estos son algunos de los retos futuros de esta cultura única en un país tan diverso como México.

Pero el pueblo de Sibili resistió durante 140 años. Está en su sangre.

Tomado de BBC Mundo