junio 16, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

El verano invencible de Liliana | Adrián N. Bien hecho

El verano invencible de Liliana |  Adrián N.  Bien hecho

La estadística es conocida: unas diez mujeres son asesinadas cada día en México, y solo el 24% de los casos son investigados como feminicidios. Esta es una tendencia que ha continuado a lo largo de los años. La tasa de impunidad es muy alta. En los feminicidios, que podemos considerar como el punto extremo de una cadena, debemos incluir la violencia verbal y psicológica, las golpizas y las violaciones con las que conviven cotidianamente las mujeres.

La escritora mexicana Cristina Rivera Garza tardó 29 años en contar la muerte de su hermana en un libro. El verano invencible de Liliana, traducido por Giulia Savagna y publicado por Sur. Fue un logro que se postergó por la tristeza. Todavía no hay palabras para describir la violencia de género en esos años: “El feminicidio no estaba tipificado oficialmente como delito en México antes del 14 de junio de 2012”. Sí, porque Liliana y muchas mujeres con ella murieron como víctimas. El sentimiento es un crimen.Como entonces se creía: era parte, un pensamiento se fue El amor es el amor O castigada con el estribillo de una representación teatral: No debe vestirse así, no debe portarse así, una niña debe estar en su lugar, sus padres no saben educarla, etc. , no hay nada en Liliana que sea diferente de cualquiera de sus compañeros. Tenía veinte años y estudiaba arquitectura. Llevaba mucho tiempo intentando poner fin a una relación dolorosa e inmanejable. es tóxico En el verano de 1990, él, Ángel González Ramo, la fundó cuando ella decidió abandonar con firmeza esa historia para emprender una nueva vida, un máster, una mudanza a Londres, un sueño, un punto de inflexión. No puede haber una vida sin él.

READ  Atleta paralímpica con síndrome de Down se prepara para la Copa Mundial de IdolBasket

Ahora, Rivera Garza reflexiona y escribe: “Liliana ahora ha pasado más años bajo tierra que en la Tierra. Ese habría sido su quincuagésimo primer cumpleaños. Es su quincuagésimo primer cumpleaños. Capricornio Ascendente Libra. A Gallo en el horóscopo chino”.

El libro plantea algunas preguntas básicas: ¿Cómo contamos el dolor de las víctimas? ¿Cómo contar estos hechos traumáticos y esta violencia? ¿Cómo darle sentido a esta devastación que familias enteras (hermanas, hijas, madres, abuelas, sobrinas, esposas) llevan consigo como un trauma indecible? Y Rivera Garza lo hace indagando en los detalles, incluida la tensión entre contenido y forma, narrativa y testimonio, con una escritura poderosa que lleva al lector a través de un caleidoscopio de diferentes voces, miradas y perspectivas.

entonces, El verano invencible de Liliana No es sólo la recuperación de la memoria de su hermana Liliana, sino que sobre todo es una esperanza y una promesa de futuro. UNA RECONSTRUCCIÓN PARA REABRIR LA CASO JUDICIAL POR HALLAZGO DEL EXPEDIENTE DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR 40/913/990-07 QUE CONTIENE LA ORDEN DE DETENCIÓN DADA EN CONTRA DE ÁNGEL GONZÁLEZ RAMO POR EL ASESINATO DE MI HERMANA LILIANA RIVERA GARZA. Mi hermana menor. Mi única hermana”, en este estudio crea un mapa de las calles y oficinas de la Ciudad de México. Y, tras años de silencio, el autor busca los testimonios de amigos y familiares que le permitan reconstruir la historia de un crimen impune: “Visitaba a unas tías, asistía a fiestas de cumpleaños. En general, hacía muchas llamadas telefónicas. en monosílabos, otros gritaban sin razón. Todos en un momento bajaron la mirada avergonzados. Perdón, dijeron. No recuerdo nada más”.

READ  Lo mejor y lo peor de la Bienal de Arquitectura 2023

Las investigaciones llevaron al descubrimiento y análisis de los escritos de Liliana, cuya letra fue cambiando con el tiempo y afectada por la inquietud de los últimos días de su vida. En definitiva, un enunciado, a través de una completa polifonía de voces, que intenta sacar la muerte a la superficie para dar sentido a las muchas vidas de Liliana confinada en una habitación. Lo siento, no recuerdo nada más.. Una voz contra el silencio, la impunidad y la corrupción.

Liliana escribió por primera vez el nombre de Ángel González Ramo en 1984, cuando tenía quince años: “Hoy no escribo con mi bolígrafo porque no tengo, se lo regalé a Ángel. Me gusta. De verdad me gusta; Y no suena triste decir que lo amo. Aprendí a amarlo tontamente. Lily”. Aquí es donde comienza su problemática relación.

Como decíamos antes, el libro es una relectura de documentos, cartas, escritos, anotaciones en dos cuadernos grandes y dos pequeños, en los que uno se da cuenta de cómo Liliana ha sufrido una transformación cuando llega el fatídico momento. En su estado de ánimo y en su escritura (los testigos se remontan al día anterior a su muerte, el 16 de julio de 1990). Se produce un cambio en el escritor como venganza por su largo silencio. De la tierra de las hormigas, Azcabotzalco, a la Fiscalía de la Ciudad de México, y luego a Mimosas 658 (donde mataron a Liliana), se pregunta por qué se demoró tanto en recuperar los detalles y hacer justicia. En la parte superior de un armario, volvió a abrir las cajas que contenían las pertenencias de su hermana. “Siete cajas de cartón y tres o cuatro canastos pintados de lavanda. posesiones de Liliana”. Estuvieron cerrados durante treinta años: “Durante treinta años estuvieron allí, a la vista, pero fuera del alcance”. apartamento en el norte de la ciudad, la policía busca al asesino entre sus amigos “. Un viaje u odisea, como decíamos antes, a pesar de la imposibilidad de llegar a Ítaca, con una escritura seria y fragmentada, de acuerdo con el colectivo. memoria, para encontrar justicia en un sistema arcaico y patriarcal Brindando protección y garantías a las mujeres.

READ  Los productos orgánicos italianos llegan a México

Cristina Rivera Garza nació en Matamoros, Tamaulipas, limitando con Brownsville, Texas. Es profesor en la Universidad de Houston. Es la única escritora en ganar dos veces el Premio Sor Juana Inés de la Cruz: en 2001 Nadi dirá (Nadie me verá llorarVoland, 2008, traducido por Raúl Shenardi), el autor mexicano Carlos Fuentes “una de las obras de ficción más importantes de la literatura no solo en México, sino en español” y en 2009 la muerte me da. Ganó el Premio Anna Seghers de Literatura Latinoamericana en 2005 y el Premio Roger Caillois en 2013.