julio 23, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

El éxodo descontrolado de latinos hacia los estados. Una espina clavada en el costado de Joe Biden, un tic para Kamala Harris

El éxodo descontrolado de latinos hacia los estados.  Una espina clavada en el costado de Joe Biden, un tic para Kamala Harris

Si hay un documento que mantiene despierto al presidente estadounidense Joe Biden más que ningún otro es sin duda la inmigración. Se mire como se mire, la cuestión sigue siendo una espina clavada en el zapato de una administración que ha logrado lograr resultados notables tanto a nivel nacional como internacional. La inmigración, sin embargo, es otra historia: las llegadas de inmigrantes desde la frontera con México se han disparado a niveles récord en los últimos meses, lo que ha llevado a la Casa Blanca a iniciar medidas aparentemente contradictorias: por un lado, reducir temporalmente a la mitad el estatus de protección. Ya hay un millón de venezolanos en el país; Por otro lado, firmó un acuerdo con México para deportar a migrantes a sus países de origen e implementar una serie de medidas encaminadas a desalentar las salidas. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha pedido una reunión con Biden, quien se ve obligado a poner cara a un tema que según los planes debería ser responsabilidad de la vicepresidenta Kamala Harris.

La actual crisis migratoria, con 11.000 personas cruzando la frontera diariamente, es un excelente ejemplo del decepcionante desempeño de Harris en esta presidencia de tres años. La tarea que se le asignó, objetivamente, rayaba lo imposible: detener la inmigración sin dejar de ser “humana”, pero tres años después está claro que algo salió mal si la inmigración ilegal es un problema importante para el gobierno de Estados Unidos. Un tema que pesa mucho en la campaña electoral es el temor siempre presente a una invasión, ya que el Partido Republicano está dispuesto a criticar cualquier medida de la Casa Blanca.

Con crisis económicas en muchos países y flujos crecientes debido al malestar político y social, la situación en las ciudades de Texas cercanas a la frontera es difícil de manejar. Empezando por Venezuela, 7,7 millones de personas han huido en los últimos años. La ciudad de El Paso, Texas, declaró el estado de emergencia durante el fin de semana y pidió al gobierno federal que despliegue más personal militar en la frontera. Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos realizaron 181.509 detenciones a lo largo de la frontera con México en agosto, un aumento del 37% con respecto a julio. Los datos sobre entradas ilegales han disminuido en los últimos meses, pero la nueva ola ha devuelto el tema al centro de la campaña electoral y lo ha convertido en un elemento vital de la gobernabilidad democrática.

READ  Se han anunciado 63 artistas de Whitney 2022. no hay italianos

Washington ha tomado medidas al intentar reanudar la cooperación con la Ciudad de México. Funcionarios estadounidenses y mexicanos se reunieron el viernes pasado en Ciudad Juárez, México, al otro lado de la frontera con El Paso, para acordar medidas especiales. Como parte del acuerdo – CNN informó – México acordó “aliviar la presión” sobre sus ciudades fronterizas del norte, El Paso, San Diego y Eagle Pass. Según la Agencia Nacional de Migración de México, el gobierno implementará una quincena de “medidas” para “evitar que los migrantes arriesguen sus vidas” al utilizar el sistema ferroviario para llegar a la frontera entre Estados Unidos y México.

A la reunión también asistieron representantes del mayor operador ferroviario de México, Ferromex, que dijo la semana pasada que tuvo que detener 60 trenes de carga debido a la emergencia migratoria. Los trenes de carga –conocidos colectivamente como “La Bestia”– son uno de los principales canales a través de los cuales los migrantes se desplazan a través del país hacia la frontera norte. En los últimos días “La Bestia” parece haber estado tan abarrotada de inmigrantes que la circulación del tren era insegura. La empresa afirmó haber experimentado “media docena de casos lamentables de lesiones o muertes” en pocos días, lo que provocó la intervención de las autoridades.

La solución propuesta –también en este caso– es la repatriación. Los funcionarios estadounidenses han prometido a Washington que deportarán a los inmigrantes a sus países de origen por tierra y aire. El país dijo que sostendría conversaciones con los gobiernos de Venezuela, Brasil, Nicaragua, Colombia y Cuba para asegurar la recepción de sus ciudadanos deportados desde la frontera entre Estados Unidos y México. Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos permitirán que los migrantes sean deportados a través del Puente Internacional de Ciudad Juárez que conecta El Paso. Para Estados Unidos, el Departamento de Defensa ha aumentado los recursos en la frontera. Incluyendo el anuncio del miércoles por parte de funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, se enviará al menos 800 nuevos miembros del personal en servicio activo para unirse a los 2.500 miembros de la Guardia Nacional que ya están en servicio.

READ  Fórmula E, obra maestra de Mortara: ítalo-suiza ganan la segunda ronda en Tria

Las organizaciones sin fines de lucro y los funcionarios de las comunidades fronterizas a ambos lados de la línea entre Estados Unidos y México dicen que el actual aumento de la migración puede deberse, entre otras cosas, a la desinformación y al aumento del contrabando hacia México. Según algunos comentaristas, la noticia de la reciente concesión de protección temporal por parte del gobierno de Estados Unidos a los 472.000 venezolanos en el país puede haber aumentado la confianza de muchos migrantes que ya estaban considerando irse. Pero el momento es demasiado justo para pensar que la medida de Biden pueda haber actuado en realidad como un factor de atracción para la última ola. Esa medida, entre otras, ha sido exigida en voz alta por los administradores locales, tanto demócratas como republicanos, para superar las dificultades del sistema de acogida: gracias al nuevo estatus, esos venezolanos ahora pueden pedir permisos de trabajo y mantenerse a sí mismos.

No podemos imaginar que un viaje como atravesar el Tapón del Darién, a lo largo de la escarpada frontera entre Colombia y Panamá, sea algo que toda la familia se tomaría a la ligera. Es una de las rutas de refugiados y migrantes más peligrosas del mundo, compuesta por 5.000 kilómetros cuadrados de bosques tropicales, montañas escarpadas y ríos. El cruce puede llevar diez días o más para los más vulnerables, expuestos a peligros naturales y bandas criminales conocidas por su violencia, incluidos abusos sexuales y robos. El cruce alguna vez fue tan peligroso que pocos se atrevieron a intentarlo, pero ahora tantos migrantes se abren paso hacia sus densos bosques que se ha convertido en una carretera migratoria como los trenes que serpentean a través de México. Los cruces del Tapón del Darién han aumentado hasta llegar a 500.000 personas sólo este año. Colombia ha buscado durante mucho tiempo la ayuda de la comunidad internacional después de separarse de Venezuela. Mientras tanto, Panamá y Costa Rica han endurecido las restricciones migratorias y exigieron que se haga algo para controlar los cruces. Panamá también lanzó la campaña “El Darién es una selva, no una carretera”. Pero para los cientos de miles de venezolanos que continúan migrando, la jungla da menos miedo que renunciar a lo que queda del sueño americano.

READ  Receta - Soriso Mexicano - Thisapur