Siria se está desangrando por dentro y por fuera

14 marzo, 2018

UNICEF En Guta Oriental, en Siria, un médico mide el contorno del brazo a un niño para determinar si sufre malnutrición aguda.

En un encuentro sobre la aplicación de la resolución 2401, que aprobó un alto el fuego humanitario en ese país el pasado 24 de febrero, António  Guterres reconoció que no solamente no se ha producido el cese de hostilidades, sino que la violencia continuó tanto en Guta Oriental, como en Afrin, partes de Idlib y en Damasco y sus suburbios.

Durante el año pasado murieron más niños en el conflicto de Siria que en ningún otro año desde el inicio de la guerra en 2011, destacó este lunes el Secretario General de la ONU en el Consejo de Seguridad.

En concreto, tras la aprobación de la resolución, se han intensificado los ataques aéreos, los bombardeos y las ofensivas terrestres en Guta Oriental, donde se calcula que podrían haber fallecido más de mil personas.

La entrega de ayuda humanitaria a través de camiones fue limitada y la prestación de la asistencia humanitaria no fue segura, ni sin trabas ni impedimentos, tal y como específica el texto del documento, destacó Guterres.

Leer más: https://news.un.org/es/story/2018/03/1428972

Con información del Centro de Noticias de la ONU.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES