La lucha contra la tuberculosis es una responsabilidad moral y política

26 septiembre, 2018

Foto: ONU/Eskinder Debebe Máscaras para evitar el contagio de la tuberculosis.

La enfermedad se llevó a 1,6 millones de personas el año pasado y su coste económico se mide en miles de millones de dólares. El mundo se ha vuelto a comprometer este miércoles a eliminar la tuberculosis en 2030.

Los progresos durante los últimos años en la lucha contra la tuberculosis no son suficientes ya que es una enfermedad prevenible, tratable y curable, manifestó este miércoles la presidenta de la Asamblea General, durante la inauguración de un evento de alto nivel dedicado a poner fin a ese padecimiento.

María Fernanda Espinosa recordó que el número de fallecidos durante 2017 fue de 1,6 millones de personas y que tiene un alto elevado precio ya que se estima que costará a la economía mundial más de un billón de dólares hasta el año 2030.

 “Si tomamos acciones responsables ahora, podemos salvar vidas reducir el sufrimiento y eliminar las pérdidas económicas. Esta es una responsabilidad moral y política”, dijo.

Un plan de acción

Durante el encuentro se aprobó por aclamación una declaración política que establece “una hoja de ruta para una acción acelerada” alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la estrategia Fin de la Tuberculosis y la declaración de Moscú para acabar con la enfermedad.

La iniciativa busca dar tratamiento a 40 millones de afectados y ofrecer curas preventivas a otros 30 millones, movilizar anualmente 13.000 millones de dólares hasta el año 2022 para la implementación y 2000 millones para investigación.

Se requieren más recursos, investigación y compromiso

La vicesecretaria general, Amina Mohammed, indicó que, para poner fin a la epidemia y a la crisis mundial de salud pública de la tuberculosis resistente a los medicamentos, necesitamos mejores servicios de salud y bienestar social.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, indicó que para combatir satisfactoriamente la tuberculosis se necesita un mayor compromiso político, mayores inversiones en investigación, nuevas medicinas, vacunas y diagnósticos, y responsabilizarnos los unos con los otros por los compromisos adquiridos hoy.   

La tuberculosis desciende en América

Entre los años 2000 y 2015 disminuyeron tanto las muertes (37,5%) como los nuevos casos (24%) de tuberculosis en las Américas, aunque esa reducción ha de incrementarse si se quiere acabar con la enfermedad, advirtió este miércoles un nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El continente americano tiene la menor proporción de nuevos casos a nivel mundial con un 3%, dato que alienta la posibilidad de que las Américas sean la primera región “con posibilidades de alcanzar la eliminación de la enfermedad como problema de salud pública”.

 

Con información del Centro de Noticias de la ONU

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES