“La desigualdad conspira contra el desarrollo”: Alicia Bárcena

14 febrero, 2018

el Centro De Informacion de las Naciones Unidas Mexico

“La desigualdad es ineficiente e insostenible.” Esa fue la idea clave que demostró la Secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, en un curso del programa Grandes Maestros de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Bárcena dio hoy el primero de sus dos cursos magistrales sobre el tema “La igualdad en el centro del desarrollo sostenible”, en el que presentó un diagnóstico de América Latina y el Caribe en el “cambio de época” marcado por “transformaciones tectónicas” geopoliticas, demográficas, económicas y sociales.  

A lo largo de su reflexión, basada en el pensiamento desarrollado desde hace 70 años por la CEPAL enfocado en las brechas económicas de nuestra región, Bárcena invitó a repensar la posibilidad – la necesidad – de un desarrollo centrado en la igualdad, la protección social y el impulso ambiental.

 

 

En México el 10% de la población se apropia del 80% de la riqueza

La piedra angular de la vulnerabilidad económica de América Latina, puntualizó, es la desigualdad.

“Esa heterogeneidad que nosotros en la CEPAL hemos analizado de un punto de vista estructural es la fabrica de las desigualdades, porque reproducen las brechas educativas, sociales, de conocimiento”, dijo Bárcena.

El análisis que presentó indica que la región en términos de activos (dinero), es la región más desigual del mundo. Una desigualdad que no solo se expresa en una alta concentración de los ingresos monetarios sino también en la carencia de derechos económicos y sociales universales que se origina en una “cultura del privilegio”.

“La cultura del privilegio resulta en grandes desigualdades de ingreso, en alta concentración de riqueza”, afirmó Bárcena.

 “En México el 10% de la población se apropia del 80% de la riqueza”, recordó, y es el segundo lugar con la mayor apropiación del ingreso por parte de las élites. Mientras América Latina cuenta con una evasión fiscal del 6.7% del PIB.

Las grandes empresas también se están apropiando de los medios de producción, insistió, y evaden una gran parte de sus ganancias (el 45% al nivel mundial se va en los paraísos fiscales).

“Es una de las desigualdades que tenemos que combatir”, aseveró. Porque son desigualdades que se transforman en inequidades tributarias, y producen segregación territorial y violencia social.

 “Las sociedades desiguales son sociedades que no crecen”

Bárcena presentó las evidencias que demuestran  la ineficiencia e insostenibilidad de un modelo de desarrollo arraigado en la concentración de la riqueza en manos de élites.

“Las sociedades desiguales son sociedades que no crecen”, afirmó.  Lo manifiesta el aumento sin precedentes de la desigualdad global en las últimas décadas, la aceleración de la crisis ambiental, el giro geopolítico con China como un nuevo actor mayor, las amenazas sobre el multilateralismo, los cambios demográficos, y el papel ambivalente de la revolución tecnológica que genera tensiones en los mercados laborales.

La jefa de la CEPAL destacó también la debilitación previsible de la economía de la región con el giro hacia el bilateralismo y replanteamiento industrial en Estados Unidos, asociado con la sustitución de mano de obra por máquinas en sectores estratégicos como el automotriz, y cumulado con la falta de diversificación y de inversión en Investigación y Desarrollo Tecnológico (0.4% del PIB en México contra 4% en Japon).

Así, Bárcena presentó las grandes vulnerabilidades de la región frente a los cambios generados por el modelo económico basado en la desigualdad, la extracción y la exportación de materias primas.

“Estamos en una región más vulnerable al cambio climático”, dijo, y recordó que el costo de los desastres causados por el cambio climático en América Latina fueron de 250 000 millones de dólares, que se habría podido consagrar en programas sociales.

También mencionó que el mundo cuenta con 250 millones emigrantes, de los cuales 30 millones son latinoamericanos, quien pasan por México en su ruta hacia el Norte.

Además, el cambio demográfico marcado por el envejecimiento de la población y la vulnerabilidad de las poblaciones agravada por reformas neoliberales y recortes en protección social (más de 47% en México no tienen seguridad social) dejan presumir fuertes desequilibrios económicos en las décadas que vienen.

“¿Qué queremos en nuestra región?”

“¿Qué queremos en nuestra región?”, preguntó Bárcena, recordando que la pobreza empezó a reaumentar a partir de 2015, golpeando más a las mujeres y a los pueblos indígenas.

La Jeja de la CEPAL presentó la propuesta de la CEPAL, para enfrentar a la incertidumbre de nuestros tiempos, de un gran impulso ambiental para la igualdad y la sostenibilidad del desarrollo.

“Nosotros nos referimos a la igualdad de derecho”, afirmó, “a que cada persona nace con un conjunto de derechos. Tiene derecho a la vida, a la educación gratuita, a la salud…”

“En la CEPAL estamos estudiando la posibilidad de un ingreso básico para los jóvenes”, evocó, un “ingreso emancipador”.

Estos grandes cambios, concluyó, solo pueden lograrse al amparo de coaliciones y pactos para lograr el nuevo estilo de desarrollo, con la igualdad en el centro del desarrollo sostenible.

 

Leer aquí el informe de la CEPAL “Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible”

Premio BREACH / VALDEZ

Banner Premio BREACH VALDEZ

Periodistas Asesinados

  • Javier Valdez

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES