mayo 24, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Un año de guerra en Sudán – The Post

Un año de guerra en Sudán – The Post

Poco se habla de ello por falta de atención de los medios, la opinión pública y los gobiernos, pero los enfrentamientos entre el ejército regular y un grupo paramilitar ya han causado al menos 14.000 muertos y una grave crisis humanitaria.

El 15 de abril de 2023, hace un año, el ejército regular sudanés y el grupo paramilitar de las Fuerzas de Apoyo Rápido comenzaron… Chocar En la capital, Jartum. En los últimos doce meses, estos combates se han convertido en una sangrienta guerra civil que ha incluido la mayor parte de Sudán, el tercer país más grande del continente africano y uno de los más pobres del mundo. segundo Diversas estimaciones, incluidas las del Comité Internacional de Rescate, una organización no gubernamental, El enfrentamiento militar entre las dos facciones provocó al menos 14.700 muertos, 30.000 heridos y más de 8 millones de desplazados.

Hoy en día, uno de los “peores desastres humanitarios de la historia moderna” está ocurriendo en Sudán, según una fuente Definición de las Naciones Unidas. Sin embargo, la guerra y la crisis resultante tienen dificultades para atraer la atención internacional y así proporcionar fondos para la ayuda humanitaria necesaria, entre otras cosas debido a otras dos guerras que reciben mucha más atención, la guerra en Ucrania y la guerra en Gaza. Tiras.

Con motivo del primer aniversario del inicio de la guerra en Sudán, la guerra comenzó el lunes en París. Conferencia Internacional Está organizada por Francia, Alemania y la Unión Europea con el objetivo de acordar una respuesta internacional, pero las facciones sudanesas en guerra no participarán en la conferencia.

Soldados de las Fuerzas de Apoyo Rápido en Jartum (Foto AP/Hussein Malla, Archivo)

La guerra en Sudán comenzó en abril de 2023 tras un largo período de tensiones políticas entre los generales Abdel Fattah al-Burhan y Mohamed Hamdan Dagalo, también conocido como Hemedti. En ese momento, ambos lideraban la junta militar, el Consejo Soberano, que gobernaba el país desde octubre de 2021, tras tomar el poder mediante un golpe de estado: Burhan era presidente y Hemedti era su adjunto. En diciembre de 2022, bajo presión internacional, los dos generales acordaron iniciar una transición democrática, pero continúan como Para ello no hubo acuerdo y aparecieron las primeras divisiones fuertes. En particular, la razón de la ruptura de relaciones fue la decisión de Al-Burhan de integrar las RSF bajo el mando de Hemedti en el ejército sudanés: el propio Hemedti se opuso firmemente a esta elección.

READ  Claudio Cerasa en Piazza Bulleta: “Defender a Israel es defender la democracia”

El grupo paramilitar RSF incluye unos 100.000 hombres y es descendiente directo de las RSF. janjaweedUn grupo de milicianos árabes De la tribu étnica Baggara Durante la guerra de Darfur de 2003, fueron responsables de diversos crímenes de guerra y, según muchas interpretaciones, también de genocidio.

El 15 de abril de 2023, ante la perspectiva de disolver las RSF, Hemedti inició las primeras operaciones militares contra el ejército regular sudanés. Incluso entonces, el grupo contaba con el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos y mantenía vínculos estrechos y permanentes con el Grupo Wagner, una compañía de mercenarios rusos que intentó marchar sobre Moscú el 24 de junio del año pasado y con la que hoy todavía puede contar como fuerza importante. Presencia en muchos países africanos.

Mayor general Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como Hemedti (Foto AP, archivo)

En cuanto al ejército regular, cuenta con unos 300.000 hombres, goza del apoyo de Egipto y de la ventaja militar de tener la aviación a su disposición. Los aviones de combate llevan meses bombardeando zonas controladas por las Fuerzas de Apoyo Rápido, provocando numerosas muertes, incluso entre la población civil.

– Lea también: ¿Qué es Sudán?

Tras una fase inicial en la que se organizaron treguas temporales para permitir que los civiles abandonaran las zonas de conflicto (en su mayoría violando la tregua), la guerra entre las dos facciones se volvió más violenta y generalizada, con creciente intensidad en la zona de Jartum, la capital, en 2011. Kordofán central y Darfur occidental. Estas son las zonas que las RSF controlaron inicialmente, logrando importantes éxitos militares.

READ  El presidente de Túnez quiere más poderes

El resultado militar de la guerra sigue siendo muy incierto y la situación es fluida: la línea del frente no se puede distinguir claramente y no se puede determinar si el ejército regular y las RSF están al borde de la victoria o de la derrota final. En resumen, existe el riesgo de que la violencia continúe durante mucho tiempo.

Es una guerra que afecta muy gravemente a la población civil, y no sólo por los bombardeos indiscriminados. Desde los primeros días de combates, los dos ejércitos saquearon las casas de muchos civiles, llevándose todos los bienes de valor: no sólo coches, combustible, dinero y alimentos, sino también puertas y ventanas. Según muchos testimonios. Ha habido muchos casos de asesinatos por motivos étnicos, especialmente en la región de Darfur, y de violaciones y delitos sexuales contra mujeres y niñas. Con toda probabilidad, la cifra de muertos de unas 15.000 personas también está muy subestimada: la ONU así lo cree En la zona de El GeneinaEn Darfur, el número de muertos puede llegar a miles.

Escombros en Jartum (Foto AP/Marwan Ali, Archivo)

Las escuelas llevan un año cerradas y menos de un tercio de los hospitales sudaneses siguen en funcionamiento: las estructuras en funcionamiento se ocupan principalmente del tratamiento de los heridos de guerra. Dieciocho millones de personas corren el riesgo de sufrir hambruna, la mayoría de las cuales vive en zonas donde no llega la ayuda internacional. Los cortes de energía y de Internet son frecuentes, y es difícil conseguir medicamentos y artículos de primera necesidad en casi todas partes.

Esta situación ha dado lugar a un enorme número de desplazados, más de ocho millones: de ellos, aproximadamente seis se han refugiado en zonas de Sudán menos afectadas por los enfrentamientos, y casi dos millones de personas han emigrado al extranjero, principalmente a Chad y Egipto. y Sudán del Sur. Sudán. Las Naciones Unidas han determinado Plan de ayuda humanitaria 2.700 millones de dólares, pero actualmente sólo se financia el 6% de esta cantidad.

Campamento de refugiados en Chad (Foto de Abdel Moneim Issa/Getty Images)

En los últimos meses se ha hablado mucho de la “guerra olvidada” de Sudán debido al desinterés mostrado por la opinión pública, los medios de comunicación y los gobiernos internacionales. Se habló poco de la crisis, tanto porque la atención se centró sobre todo en las guerras en Ucrania y en la Franja de Gaza como por la gran dificultad de acceso a las zonas de conflicto en Sudán: el ejército regular y las Fuerzas de Apoyo Rápido se mostraron especialmente hostil a los periodistas.

READ  “Adelante aún sin apoyo” - El Tiempo

Los generales Al-Burhan y Hemedti aún no han estado dispuestos a escuchar la presión internacional para alcanzar una solución diplomática a la guerra. Las últimas negociaciones oficiales en Jeddah (Arabia Saudita) fracasaron hace unos meses. en los días venideros Deben apelar En la ciudad saudita, pero por ahora con pocas esperanzas de una transformación positiva.

Los civiles abandonan Jartum en junio (Foto AP, archivo)

Continuar publicando