abril 23, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Asesinato del Card. Posadas Ocampo. 30 años después, ¿México sigue lejos de Dios y cerca de Estados Unidos?

Asesinato del Card.  Posadas Ocampo.  30 años después, ¿México sigue lejos de Dios y cerca de Estados Unidos?

Hay años que valen minutos, pero años que valen un siglo. Para México era el año 1994. Una serie de asesinatos, o magnicidios como dicen en español, ensangrentaron el país. El 23 de marzo fue asesinado en la comunidad Las Lomas Darinas de Tijuana Luis Donaldo Colosio Murrieta, Presidente del establishment del Partido Revolucionario (PRI) en Pectoral. Colossio murió casi instantáneamente en el tiroteo, en medio de una gran multitud. Identifican al asesino como un personaje polémico, un trabajador Mario Alberto, que todavía se encuentra en prisión. El secretario general del PRI también fue asesinado en septiembre. Ruiz Massieu. Entre los acusados ​​se encuentra el hermano del presidente mexicano. Raúl Salinas de Cordarique pasó años en prisión, antes que Baniste (miembro del derechista Partido de Acción Nacional), su mejor amigo George Bush hijo, Vicente Fox Lo soltó. Hace unos años, en 1988, con toda probabilidad Carlos Salinas Le robó las elecciones a Cuauhtémoc Cárdenas. En la segunda mitad de la década de 1930, el padre de este último, Lázaro Cárdenas del Río, era presidente de México con un plan muy popular: reforma agraria y nacionalización del petróleo. Cuauhtémoc quiso retomarlo en sus propias manos, pero con el fraude del PRI, el narcotráfico y la posible ayuda de la CIA, el candidato de la organización resultó elegido: Carlos Raúl Salinas de Cordari. Estos fueron los años de la caída del comunismo y de las prevalecientes Reaganomics y nuevas políticas presidenciales que parecían normales: los activos estratégicos de México, el petróleo y la infraestructura, y el acuerdo comercial, el TLCAN (Tratado de Libre Comercio Norteamericano), lo que permitió que productos estadounidenses subsidiados inundaran el mercado mexicano, fomentando la industrialización y la pobreza en el país latinoamericano.
Carlos Raúl Salinas de Cordari, que ahora vive en España, descendía de la aristocracia feudal mexicana. Cuando era niño, en 1951, con su hermano, RaúlMató a su joven niñera manuela, una niña tribal de 12 años. Cuando su madre regresó a la rica casa, los dos hermanos exclamaron: “Ya madamos a Manuela”. En realidad le dispararon por diversión.

READ  Fórmula E | Roma e-Brix

Cuando su victoria parecía segura, Colosio fue asesinado. Su perfil divirtió a México, pero por lo demás decepcionó y enojó al PRI porque no evitó admitir que había visto a un mexicano con Humphrey. No oculta el sufrimiento que las políticas neoliberales están creando en México, al igual que otros tecnólogos graduados de Harvard y residentes en Madrid. Asimismo, en enero de 1994, Chiapas se levantó bajo el carismático liderazgo del vicecomandante Marcos.

Los zapatistas del Ejército de Liberación Nacional mostraron no sólo el descontento del México rural, sino también el hecho insólito de que la historia no había terminado, como estaba de moda decir en ese momento. asesinado por el Mario Alberto? Muchos lo dudaron: las sospechas en México se dirigieron inmediatamente al círculo de Cordari, temiendo la pérdida de los beneficios obtenidos por las privatizaciones y, peor aún, las investigaciones instigadas por el nuevo presidente, que los habrían atado más o menos. Directamente, con los cárteles de la droga.

Es conocido como el mayor narcotraficante del último siglo. Pablo Escobar. es este siglo JOAQUÍN GUZMÁN LORAConocido como “El Chapo”. En 1994 estuvo en el penal de Puente Grande en el estado de Jalisco. Hace unos meses Guzmán fue detenido en Guatemala: cruzó la frontera de Río Bravo Río Suciete en América Latina. Lo buscaban por otro asesinato que conmocionó a México. El Chapo Pasó algunos años en prisión hasta que escapó y recuperó el control de su formidable negocio: la cocaína valía ahora más que el petróleo en México. El 24 de mayo de 1993, en las afueras del Aeropuerto Internacional de Guadalajara, el arzobispo y cardenal, Juan Jesús Posadas Ocampo, fue torturado, junto con su conductor, debido a innumerables disparos de ametralladora contra su automóvil. Estaba en el aeropuerto para recibir al enviado apostólico Nunzio Girolamo Prigione.

READ  El cantautor de Apulia Francavilla regresa con "México '86" y un homenaje a Maradona

Según la versión oficial, el auto del Cardenal fue reemplazado por este comer Por sicarios de la familia Arellano Félix, los señores del narcotráfico de Tijuana. La muerte de Posadas Ocampo conmocionó a México. Por primera vez, tras las reformas de Benito Suárez, el primer amerindio y masón que gobernó México (1857-1872), que separó la Iglesia del Estado, un presidente se vio obligado a cruzar el umbral de una catedral. Guadalajara: Carlos Salinas Se vio obligado a rendir homenaje a los restos del cardenal asesinado.

La Iglesia católica, o algunas de sus ramas, nunca han creído la historia del error de identidad: un arzobispo confundido con un peligroso contrabandista. Algo debe saber Posadas, algo muy vergonzoso, y lo va a decir. Quizás no lo hizo a tiempo. Mientras tanto, la mafia de Sinaloa siguió creciendo, al igual que el tráfico de drogas con miras a destruir los centros urbanos de Estados Unidos. Fue una estrategia real que recordó una tensión real en Italia, en la que México -el más alejado de Dios y demasiado cercano a América, recordemos la inmortal máxima de Porfirio Díaz- sigue pagando las consecuencias.

Adaptado de: farodiroma.it