Organización Internacional del Trabajo, una aliada contra la desigualdad laboral

11 enero, 2019

Foto: OIT Las tres llaves simbólicas que representan a los integrantes de la Organización Internacional del Trabajo: los trabajadores, los empresarios y los gobiernos.

Fundada por 44 países después de la Primera Guerra Mundial, la misión de la Organización Internacional del Trabajo fue abordar el descontento creciente con las malas condiciones de trabajo en Europa.

Hoy, ese objetivo es compartido por los 187 Estados que componen la OIT, recordó Guy Ryder, director general, en una declaración para conmemorar los cien años desde que se fundó el organismo el 6 de junio de 1919.

La OIT ha realizado aportes importantes al mundo del trabajo desde sus primeros días. La primera Conferencia Internacional del Trabajo en Washington en octubre de 1919 adoptó seis Convenios Internacionales, que se referían a las horas de trabajo en la industria, el desempleo, la protección de la maternidad, el trabajo nocturno de las mujeres, la edad mínima para trabajar y el trabajo nocturno de los menores.

Al destacar que la naturaleza del trabajo ha cambiado de una manera irreconocible en muchas partes del mundo desde 1919, en gran parte gracias a los avances tecnológicos, Ryder advirtió que muchas personas sin embargo no disfrutan de los beneficios.

  • “Las esperanzas y los temores se distribuyen de manera desigual”, dijo. “La incertidumbre es alta y los niveles de confianza son demasiado bajos. Y esto nos dice que el centenario de la OIT importa. Nos importa a todos, cualquiera que sea el país en el que se viva”.

Desde la cantidad de horas que laboramos hasta el principio de un salario justo y la protección para los trabajadores lesionados o enfermos, estos y muchos otros beneficios sociales y derechos laborales que, las personas de muchas naciones dan por sentado, son el fruto de la actuación de la OIT.

Este trabajo por mejorar las leyes y los estándares laborales en todo el mundo está simbolizado por una puerta de tres llaves en su antigua sede en Ginebra, ahora sede de la Organización Mundial de Comercio. Cada llave representa cada una de las partes de la Organización: los gobiernos, los trabajadores y los empresarios.

El 6 de junio de este año, la OIT cumple cien años. Entre los actos de celebración, ha presentado una campaña para dar a conocer su labor durante todo ese tiempo. Su misión no ha terminado y su actual director general asegura que la Organización debe ayudar a abordar la desigualdad en el mercado de trabajo.

 

Con información de Noticias ONU

Minisitios

ENCUESTA

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES