Más de 20,000 refugiados están detenidos en condiciones deplorables en oeste de Libia, denuncia la ONU

17 octubre, 2017

Foto: ACNUR Respuesta humanitaria de ACNUR en Libia.

Refugiados y migrantes mantenidos cautivos por contrabandistas en la ciudad libia de Sabratha son detenidos en condiciones deplorables, advirtió hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que está trabajando para satisfacer sus necesidades humanitarias.

Según ACNUR, cerca de 20,500 refugiados y migrantes están detenidos en la localidad de Sabrathaubicada a 80 kilómetros al oeste de la capital, Trípoli, y considerada como una de las plataformas de salidas hacia Europa. Esta cifra incluye a los detenidos en los centros de detención oficiales.

Después de semanas de conflicto en el oeste de Libia, “los equipos del ACNUR están trabajando sin descanso para satisfacer las necesidades urgentes de más de 14,500 migrantes y refugiados que fueron mantenidos cautivos por los contrabandistas”, dijo un portavoz de la agencia, Andrej Mahecic, durante una conferencia de prensa en Ginebra.

Estos refugiados y migrantes fueron mantenidos en cautiverio en varios lugares de Sabratha, un punto de partida principal para los barcos migrantes que intentan viajar a través del Mediterráneo a Europa, principalmente en granjas, casas y almacenes.

Fueron llevados a un hangar como punto de reunión desde donde fueron trasladados por las autoridades a los centros de detención oficiales donde las agencias humanitarias brindan asistencia.

“Los colegas en primera línea describen una imagen del sufrimiento y los abusos humanos a una escala sorprendente”, explicó Mahecic, señalando que los refugiados y los migrantes rescatados están visiblemente traumatizados, la mayoría de los cuales dicen haber sido objeto de numerosos abusos contra los derechos humanos, incluidos actos sexuales y violencia de género, trabajo forzado y explotación sexual.

También señaló “un número preocupante de niños no acompañados y separados, muchos menores de seis años”, y dijo que muchos de ellos informan que perdieron a sus padres en el viaje a Libia o en el caos que se produjo durante las últimas semanas.

“Los equipos de ACNUR han estado trabajando en la identificación de refugiados y continúan abogando por su liberación. En algunos lugares, ACNUR ha proporcionado tiendas de campaña que se utilizan como hospitales improvisados, donde los médicos del ACNUR brindan asistencia médica”, dijo Mahecic.

Por su parte, la Organización Internacional para la Migración (OIM) está brindando apoyo a los que se encuentran en Zuwara y el punto de reunión de Sabratha en forma de paquetes básicos de alivio, que incluyen colchones, mantas, almohadas y kits de higiene en seis ubicaciones distintas y más de 100,000 comidas.

Señalando que los migrantes provienen de casi una docena de naciones, la OIM informó que de los 1,631 entrevistados, el 44% deseaba regresar a sus países de origen a través del Programa Voluntario de Retorno Humanitario de la OIM. Con este fin, la OIM ha proporcionado sesiones consulares en línea para 332 migrantes para acelerar los procedimientos de emisión de documentos de viaje.

“La devastación en Sabratha reafirma además la necesidad de una acción internacional y pone de relieve el alto precio que tienen que pagar los refugiados para alcanzar la seguridad en la ausencia de vías legales seguras”, destacó Mahecic. “ACNUR continuará pidiendo a los países de reasentamiento ya la comunidad internacional que avancen y abran más lugares de reasentamiento y busquen la manera de proteger a los refugiados vulnerables que necesitan protección internacional”.

Las autoridades libias estiman que los traficantes siguen deteniendo a 6,000 refugiados y migrantes.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES