abril 15, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Rocket Lab Electron se lanza en una misión de eliminación de desechos espaciales – Spaceflight Now

Rocket Lab Electron se lanza en una misión de eliminación de desechos espaciales – Spaceflight Now
Un cohete Electron despega del sitio de lanzamiento de Rocket Lab en la península Mahia de Nueva Zelanda con el satélite ADRAS-J para Astroscale. Foto: Laboratorio de cohetes.

Un pequeño satélite que examinará un objeto cohete abandonado fue puesto en órbita el domingo/lunes con la misión de desarrollar técnicas de eliminación de desechos espaciales. El satélite construido por Astroscale, con sede en Japón, fue lanzado sobre Rocket Lab Electron desde la península Mahia de Nueva Zelanda a las 3:52 a. m. hora de Nueva Zelanda (9:52 a. m. EDT/1452 UTC).

Una operación activa de eliminación de escombros realizada por el satélite Astroscale-Japan, o ADRAS-J, se acercará y monitoreará la etapa superior gastada de un cohete H-2A lanzado en enero de 2009. Es parte de una operación comercial de eliminación de escombros realizada por la Agencia Aeroespacial Japonesa (JAXA). El programa de demostración está diseñado para sentar las bases de una futura misión para retirar la etapa del cohete, prevista provisionalmente para 2026. Aún no se ha adjudicado un contrato para esta segunda fase del programa.

ADRAS-J se desplegó 64 minutos después de su vuelo luego de dos lanzamientos de la etapa de patada Curie de Electron para colocar con precisión la nave espacial en rumbo a un encuentro en el espacio.

“Misión 100% exitosa”, escribió el director ejecutivo de Rocket Lab, Peter Beck, en una publicación en las redes sociales. “Gran día para el Congreso General Nacional [Guidance Navigation and Control] Un equipo con la excusa perfecta para tocar fondo.

La misión, denominada “On Closer Inspection”, fue el lanzamiento número 44 de Electron hasta la fecha y la segunda misión de Rocket Lab en 2024.

La nave espacial ADRAS-J se acercará inicialmente al cuerpo del cohete abandonado utilizando datos de observación terrestres, pero luego recurrirá a sensores a bordo para completar el encuentro. Está equipado con cámaras de visión e infrarrojas y sensores LiDAR. Una vez cerca, evaluará el estado del cuerpo del misil y medirá la probabilidad de que caiga. Orbitará la etapa superior y se acercará, pero no intentará aferrarse al cohete.

READ  Los científicos dicen que el Covid-19 podría eventualmente ser estacional

La etapa superior del H-2A se encuentra actualmente en una órbita de 622 x 557 kilómetros, inclinada en un ángulo de 98,2 grados con respecto al ecuador, tiene una masa de tres toneladas y mide 11 metros de largo y cuatro metros de diámetro.

El satélite ADRAS-J se acerca a la etapa desechada del cohete H-2A en esta impresión artística. Imagen: escala de estrellas.

“Tomar imágenes en el espacio puede parecer fácil, pero hacerlo con un objeto mal equipado que no proporciona datos de ubicación por sí solo y que se mueve a aproximadamente 7,5 kilómetros por segundo es extremadamente difícil”, afirmó Nobuo Okada, fundador y director ejecutivo de Astroscale. “De hecho, este tipo de operación es una de las capacidades más desafiantes necesarias para los servicios orbitales”.

Astroscale se fundó en 2013 con el objetivo de brindar servicios en órbita y eliminación de desechos espaciales. Tiene su sede en Japón y sucursales en el Reino Unido, Estados Unidos, Francia e Israel.