febrero 21, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

¿Qué hace Julia (con un austriaco) en Madonie?

¿Qué hace Julia (con un austriaco) en Madonie?

Te contamos la historia de Giulia, una palermita de 32 años, que regresó a Sicilia después de vivir y trabajar por todo el mundo y eligió vivir en las Montañas Madone.

Un viajero dinámico, aventurero, asertivo y aventurero.

Cual es julia tesorera La palermita de treinta y dos años viajó por el mundo, trabajó en el sector de la moda de lujo y luego regresó a Sicilia, eligiendo vivir e invertir en… madonia En un pequeño pueblo de montaña y no en la gran ciudad.

Palermo de nacimiento y el sicilianismo corriendo por sus venas, cosmopolita De profesión los vecinos de Petralia Soprana la adoptaron junto a Penny, su pareja que la siguió desde Austria en esta opción de regreso.

“En la vida casi siempre logro lograr lo que me propongo”, así comienza la historia de esta muy joven, tal es el comienzo que da una idea certera de su determinación.

Acababa de cumplir dieciocho años cuando el recién graduado del Liceo Garibaldi dejó atrás Palermo. Dentro del bolso recoge con la ropa los sueños y esperanzas que llegan con ella a Roma, donde ingresa en la Academia de Moda y Diseño para asistir a cursos para diseñadores y modistos, con la ambición de convertirse en una profesional de este sector.

Estado

De aquí en adelante será uno vida sin alientoUn torbellino de acontecimientos y una riqueza de experiencia y habilidades que serán su pasaporte para entrar por puertas importantes en los próximos años. Estudia mucho y trabaja mucho porque, además de las clases a las que asiste habitualmente, ha sido contratada por una prestigiosa empresa peletera que la incluye en su plantilla.

En su segundo año en la Academia, fue coseleccionada para el Premio Riccione Moda Italia, dedicado a los jóvenes diseñadores de moda, y ganó el primer premio en tres secciones, un trampolín que la llevó a la cima.

Sin descanso y con unas ganas enormes de aprender y trabajar Vuela a CanadáEn Toronto durante un mes y medio donde obtuvo su maestría y luego regresó a la antigua Europa en Dinamarca En Copenhague, donde se especializó en un segundo máster.

READ  Papa: ¡Edna, te acompañaré en tu viaje!

Aquí viene Brasil…o más bien llega allí sin imaginar que allí se quedará.

“Llegué por primera vez en una visita de estudios al polígono industrial de Paraná, sin pensar que encontraría un lugar para trabajar allí: seis años en total, los tres primeros con un encargo de la Federación de la Moda como consultor para las cadenas productivas de las empresas, una de las cuales en particular me pidió trabajar exclusivamente con ellas”.

Al otro lado del mundo su familia la sigue a distancia, Sicilia e Italia un mundo tan lejano al que rara vez regresa.

Siempre está buscando nuevos horizontes y oportunidades laborales, por eso parte hacia ellos. Grecia En Kastoria, sigue un curso organizado por una de las empresas más importantes del sector peletero, donde le dicen explícitamente que no habrá posibilidad de contratar a nadie y que será sólo un curso de actualización.

“¿Qué debería hacer en su lugar?” Me armo de valor y me presento al empresario con el que logré entrevistarme, y tal vez por mi perseverancia pero también por la experiencia adquirida, al final del encuentro su respuesta será: …Está bien, entonces ¡empieza mañana! »

Pánico y felicidad. En Europa un Francfort Trabajó durante otros cuatro maravillosos años viajando por el mundo en las oficinas de la empresa, que tenían varias ubicaciones.

Aquí es donde la pandemia golpea la cabeza y el cuello. Todo se detiene de repente, la empresa se ve obligada a despedir a sus empleados y ella permanece encerrada sola en un pequeño apartamento, lejos de todo y de todos, encerrada en un aislamiento forzado e inquietante.

“Fue un momento muy difícil de afrontar, solo y lejos de mi familia sin poder alcanzarlos, con incertidumbre sobre la situación, en un país extranjero… con un solo deseo: volver a casa, Regreso a Sicilia».

READ  El Papa modifica la "constitución" del Estado Vaticano

Vive allí por otros dos años. Austriaen Innsbruck, con Benny, su socio austriaco que lo haceEntrenador de snowboard Pero su idea sigue siendo la misma y la convocatoria se fortalece hasta sus raíces.

“Al final hice y vi mucho: viajé para hacer el trabajo que quería, conocí diferentes lugares y personas, comí y probé diferentes comidas, y descubrí culturas que no conocía…o tal vez Era. “Simplemente cansado y lleno”.

La epidemia rompe el ritmo frenético y le da una forma de pensar, y a su regreso encuentra una dimensión en el pueblo al que se mudaron sus padres que no había visto antes en años.

La ciudad la acoge, la abraza, la tranquiliza en su intimidad, y en esta ermita vuelve a encontrar energía, el tiempo se ralentiza, la naturaleza a su alrededor, el silencio, pero también personas que, como acogieron a sus padres, hacen lo mismo por y con ella. Benny se enamora tanto de este lugar de la lejana Austria que también empieza a pensar que sería lindo vivir allí.

“Cuando le pedí a Benny que se mudara conmigo, aceptó, pero puso una condición. Una condición indispensable“Es simplemente bueno no irse a vivir a una gran ciudad”.

Entonces Petralia Soprana Se convirtió en su lugar de encuentro, el lugar perfecto para ambos, incluido el trabajo.

Al cabo de un mes hacen las maletas y se llevan todo lo que han ahorrado, después de alquilar encuentran una casa para comprar, reformarla y mudarse. Tiene una vista impresionante..

¿Qué le convenció de vivir allí de forma permanente en un momento crítico cuando hablamos del impacto de la disminución de la población en los países?

“allá Calidad de vida A la dimensión humana Tiempo de calidad Lo cual no tiene precio – explica Julia -. Si decides hacer algo en la ciudad, los problemas son siempre los mismos: el transporte público, si hay aparcamiento, con cuánto tráfico tienes que lidiar para llegar, hacer cola para conseguir un sitio en la mesa o en la oficina. , falta de… Relaciones humanas de buena calidad. Aquí podrás incluso saludar a personas que no conoces.

READ  Sosa coronado con azul: "Es el mejor de Europa"

Y luego no es cierto que no hay nada que hacer: tienes el cine, tienes el teatro a pocos kilómetros, tienes restaurantes, bares, tiendas, supermercados como en la ciudad, excepto que no tienes que Quédate ahí. Colas interminables o vadeando intersecciones abarrotadas de gente.

Disfrutas de la naturaleza, de la buena comida a tu alcance, y de todo a tu alcance. “Aquí salgo por la mañana y sonrío, y diría que esto no es fácil estos días”.

Y el un trabajo?

“Miré a mi alrededor y vi lo que faltaba y lo que podía hacer por la zona”, dice. Entonces, con la ayuda de mis padres, que no podían esperar a tenerme cerca de nuevo, creamos un lugar donde creé un lugar que no era simplemente un lugar simple. Comercio, Pero mucho más que eso.

Un lugar donde la gente puede conocer y descubrir sabores y conocimientos, charlar conmigo y tener una idea sobre Madone, lo que puedes hacer o ver, experiencias con los lugareños, en fin algo que fuera una muestra de la zona con un enfoque cultural y no solo. sensación comercial.

“Me he puesto en contacto con artesanos, agricultores, guías de senderismo y editores, y aquí hay libros que puedes volver a comprar, hacer amigos y volver para adquirir experiencia y experimentar las montañas”.

Hablando sobre Centavo.

“Ahora todo el mundo lo conoce, ha entrado en el corazón de los vecinos, ha hecho amigos, se ha integrado perfectamente en la comunidad, está esperando la nieve para trabajar como instructor de esquí, vendió lo que tenía en Austria y consiguió una pequeña casa donde se ofrece hospitalidad… mientras se espera que aparezca la nieve”.