enero 28, 2023

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

La historia del espía trata sobre un científico mexicano que tuvo una doble vida entre Estados Unidos y Rusia

Se llama Héctor Cabrera Fuentes Reconocido científico mexicano con una doble vida en Europa y Estados Unidos. Se declaró culpable de espiar en suelo estadounidense, tras presiones e intimidaciones de agentes rusos, ante la justicia estadounidense.

Cabrera Fuentes vivió entre las ciudades de Moscú, Miami y México. Fue arrestado en 2020 cuando intentaba volar a México en el aeropuerto de Miami. Hace unos días se le vio persiguiendo un coche en una zona residencial de Miami y sacándose una foto.

La labor de inteligencia de Cabrera Fuentes comenzó en 2019, cuando él, su esposa rusa y sus dos hijas emigraron de Alemania a Rusia. Cuando la familia trató de regresar a Alemania, las autoridades detuvieron a la esposa.

Según el relato del hombre, acusado de trabajar en el extranjero sin informar al poder judicial, un funcionario del Kremlin lo convenció de cooperar con los servicios secretos rusos para regresar con su esposa. Fue en ese momento que Cabrera Fuentes dice que comenzó a entender que estos individuos trabajaban para FBS.

“Nos podemos ayudar”, le habría dicho el hombre al investigador. Después de eso, se dice que Cabrera Fuentes se vio obligada a mudarse a Miami. No se proporcionaron los detalles de la víctima en el espionaje.

Nacida en El Espinal, Oaxaca, México, Cabrera Fuentes es conocida en México por sus investigaciones en el tratamiento de la diabetes, tratamientos de regeneración de la piel, muerte celular después de un infarto y trabajo social para las víctimas del terremoto.

Fue director del Centro de Biotecnología de Montreux y tiene varios doctorados en microbiología molecular en Rusia y cardiología molecular en Alemania.

READ  ¿Cómo sé que eres reportero?

En el momento de su detención, trabajaba como profesor asociado en la Facultad de Medicina de Singapur y en la Universidad de Duke. Podría enfrentar hasta 10 años de prisión y volver a la corte en mayo.