febrero 1, 2023

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Está condenado a pagar 37 mil euros

El Tribunal Civil de Massa condenó a Zucchero Fornasciari por difamación y lo obligó a pagar una indemnización por daños morales a un antiguo amigo al que identificó en su libro autobiográfico “La voz del domingo”. La novela de mi vida» (Mondadori, 2011), El malo es mujeriego y no hace nada: La estrella de rock tendrá que pagarle 37 mil euros. Según el juez Domenico Provenzano, la noticia del veredicto fue reportada por Corriere Fiorentino, las frases utilizadas en la autobiografía “dañan la reputación” y “dañan las relaciones sociales y familiares de la parte ofendida cuyas relaciones con el cónyuge se deterioran significativamente”.

Embriaguez, condena por difamación

Para Adelmo Fornaciari, nombre real del célebre cantautor, estas expresiones eran funcionales en la “trama narrativa”. Para el juez, sin embargo, se trata de “expresiones ofensivas que, contrariamente a lo que afirma la cantante, no se alinean” con la trama de la historia, y tienen “el único efecto de desprestigiar al exnovio”. Todo comenzó con la publicación de la autobiografía de Zucchero Sugar Fornaciari. El relato sentimental de aquellos fragmentos de vida con la infancia en Roncochesi, en la campiña emiliana, las primeras actuaciones teñidas de blues en los salones Versilia y las penurias del joven “extranjero” de habla emiliana, ha vagado por Internet y revivido en los diarios. y en la televisión. Y así terminó el libro bajo el árbol del exnovio de la cantautora. Fue su hija quien se lo regaló por Navidad hace 8 años sabiendo el pasado que los dos tenían en común. “Lamentablemente, leer la novela causó molestias e incomodidad a la familia de mi cliente”, explicó el abogado Alessandro Fontana al Corriere Fiorentino, quien presentó la denuncia a su colega Katia Buratti. “Ocho años después, la Corte ha establecido que algunas de las declaraciones se refieren inequívocamente a él, dañando su reputación”.

READ  Números ganadores y probabilidades

“frases vergonzosas”

Según el juez Provenzano, estas expresiones son “objetivamente autodegradantes (induciendo al lector a la desaprobación natural de este tipo de comportamiento) independientemente del tono irónico y el lenguaje coloquial con que se transmiten los hechos del texto; El tono – concluye el juez – no hace que los hechos y juicios descritos y expresados ​​sean incorrectos o inverosímiles.