junio 19, 2024

Onu Noticias

Encuentre las últimas noticias, fotos y videos de México. Lea los titulares de última hora de México en Onu Noticias

Coca-Cola y México: una relación polémica

Coca-Cola y México: una relación polémica

La marca Coca-Cola se define como una de las marcas más famosas que representan el capitalismo moderno., la marca es reconocible y reconocida en todo el mundo: en zonas geográficas muy turísticas y sujetas a consumidores serios, pero también podemos encontrarla en lugares remotos y aislados de la tierra. Sin embargo, también hay países donde la relación con esta bebida es particularmente compleja y controvertida, como en México, donde la población consume libre y regularmente bebidas azucaradas y carbonatadas como el cacao, a pesar de la escasez de agua potable. El consumo diario de cola ha aumentado exponencialmente en el país en las últimas décadas.

México y Coca-Cola & Co.

Coca-Cola y compañía. La marca nació en Atlanta, Estados Unidos a finales del siglo XIX, e introducida en México en los años 1960, pronto se convirtió en un verdadero boom a finales de la década. Patrocinador oficial de eventos relacionados con los medios de comunicación como la Copa Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos celebrados en el país entre 1968 y 1970. Pero el punto de inflexión para la difusión de esta bebida se produjo en 1994, cuando México firmó el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), un acuerdo norteamericano que preveía el libre intercambio de bienes entre este último, Estados Unidos y Canadá.

El acuerdo, al eliminar los aranceles sobre los productos estadounidenses, Apoyó plenamente la difusión y consumo de Coca-Cola en México, gracias a millones de dólares de inversiones en FEMSA, la empresa líder en distribución de bebidas del país. Hoy Coca-Cola & Co. Tiene 17 fábricas en México, incluida la fábrica de Toluca, que es la segunda más grande del mundo y la primera en términos de producción.

México hoy: entre la diabetes y el consumo excesivo de Coca-Cola.

La publicidad es el resultado de esta evolución. Hoy México es el mayor consumidor mundial de Coca-Cola: cada mexicano bebe alrededor de medio litro al día., pero no solo eso, ostenta el récord de país con mayor número de muertes por diabetes tipo 2 en América Latina. De hecho, entre 2013 y 2016, la tasa de mortalidad por esta patología aumentó un 30%. A la fecha, el 14% de los adultos la padece y es la principal causa de muerte en el país. Consideremos que en México mueren cinco veces más personas por diabetes que por problemas relacionados con el crimen organizado.

READ  Williams, Russell y Latifi decepcionados en la Ciudad de México

Pero si estos datos ya parecen alarmantes de por sí, no lo son, porque en el estado de Chiapas, San Cristóbal de las Casas (en el sur de México) tiene una población cuyo consumo promedio de Coca-Cola es de más de dos litros diarios. . En esta pieza, se explora amplia y estratégicamente la difusión de la bebida: desde los distribuidores hasta las farmacias y los puestos callejeros, literalmente se puede encontrar en todas partes.

Coca-Cola… ¿para acompañar?

Estamos hablando de zonas geográficas donde el acceso constante al agua potable no está garantizado, pero en cada rincón se pueden encontrar publicidad y botellas de Coca-Cola: por ejemplo, en San Cristóbal, el 20% de la población de 250.000 habitantes no tiene acceso a agua potable. Pero una investigación de 2016 del doctor Marcos Arana Sideno, director de la Comisión de Atención a la Salud en Chiapas, destacó que aquí el 3% de los niños menores de seis meses consumen “Refrescos” (Coca Cola). Una alternativa perfecta al consumo de agua de esta forma, Se guarda para lavar la ropa, cocinar o lavar.

También hay que considerar que en zonas de desnutrición y bajos ingresos, la Coca-Cola representa un recurso calórico alternativo, aunque esta población aumenta drásticamente la probabilidad de padecer diabetes.

Coca-Cola como símbolo de rituales locales y publicidad indígena

Coca-Cola ha colonizado el imaginario local de las comunidades indígenas del sur de México, plenamente integradas en la cultura espiritual, material y nutricional de estos pueblos. Hasta que se convierte en parte integral de los rituales rituales. De hecho, en el pequeño pueblo de Juan Chamula, a diez kilómetros de San Cristóbal, se utiliza como bebida sagrada con propiedades curativas. En la ciudad, en la famosa iglesia de San Giovanni Battista, se bebe Coca-Cola como bebida sagrada durante las ceremonias, en lugar de baux (grappa artesanal local elaborada para uso ceremonial).

READ  Una nueva caravana migrante marcha hacia México y América

Pero, ¿cómo llegó a convertirse Coca-Cola en un ícono cultural en la cultura y la vida cotidiana de estos lugares?

Más allá del marketing experiencial

Una estrategia de marketing frecuentemente utilizada por las grandes marcas globales llamada publicidad nativa se basa en el patrocinio local de productos medidos y plenamente integrados con la cultura, a través de una promoción generalizada y estratégica de productos en la región por parte de empresas multinacionales. Tradiciones, valores y estilos de vida del entorno social y cultural. Estas zonas de México están habitadas por pueblos indígenas, por ejemplo, Enormes tableros de coca-coca se colocan en las entradas de los pueblosPosteriormente fue retirado para ser acogido en el idioma nativo tzotzil.

Pero además, carteles con mujeres tribales y referencias religiosas, la proliferación de diversos puntos de venta de Coca-Cola son el corazón de las campañas de marketing desarrolladas en estos lugares, donde en algunas remotas zonas rurales una Coca-Cola en botella de vidrio cuesta un poco más de una botella de agua (cuando esté disponible). Su efecto permanece hasta el día de hoy. Coca-Cola se ha convertido en un símbolo de estatus social y buena hospitalidad, además de un símbolo religioso.

¿Pero quién es el responsable de todo esto?

Aunque las empresas multinacionales llevan décadas aprovechándose de las comunidades locales extrayendo un millón de litros de agua por día en cada planta que posee en todo el mundo, los políticos mexicanos nunca han considerado la idea de adoptar políticas para reducir el consumo o mejorar los estilos de vida. Y la salud de los ciudadanos, por eso. Siempre ha habido afinidad entre las corporaciones multinacionales y los representantes de la clase política mexicanaEntre muchos, por ejemplo, Genaro Borrego Estrada, Presidente de la República de 2000 a 2006 y Presidente de Coca-Cola en el país en los años 1970.

READ  Calendario, creación potencial y consejos para un mundo de fantasía.

Además, calculado tras la renovación por parte de la Presidencia Fox de los permisos de extracción de agua de 1994-1995 (que permitieron a Coca-Cola extraer 500 millones de litros de agua por año de dos pozos diferentes en el área de San Cristóbal), ahora estamos intentando extraer 612 millones litros por año, que es aproximadamente un residente de San Cristóbal por año. Puede suministrar 80 litros por día.

Las paradojas del capitalismo contemporáneo

Esto nos hace pensar en las contradicciones del capitalismo contemporáneo, que coloniza las mentes de los consumidores que dependen de productos tóxicos para su salud física y mental, influenciados por estrategias publicitarias cuidadosamente diseñadas para ellos. En este caso roban las cosas primarias y básicas para la supervivencia como el agua.. Todo esto cuenta con el apoyo de la clase dominante, que promueve la violencia de este sistema para beneficio personal.

Reportado por guardián, María del Socorro Sánchez, jefa de nutrición del hospital principal de San Juan Chamula, dice que sólo 1 de cada 10 diabéticos acepta la necesidad de eliminar las bebidas azucaradas. “No creen que sean malos para la salud”, dijo. En este punto, esto debería hacer pensar a algunas personas en el mundo sobre las condiciones de esclavitud y violencia simbólica en las que están expuestas muchas corporaciones multinacionales y que hoy basan sus ingresos multimillonarios.

Mayla Botero

Notas

Compatible con impresión, PDF y correo electrónico