La violencia de la que huían les espera al regresar

16 agosto, 2018

Foto: UNICEF/Tanya Bindra Niña que viajaba sola y fue deportada a Guatemala por las autoridades mexicanas.

Tras perder la esperanza de un futuro mejor y sufrir abusos en su trayecto migratorio, los niños deportados desde Estados Unidos y México regresan a sus países con profundos traumas por haber sido detenidos y a veces separados de sus familias. A muchos les espera una situación de pobreza más profunda y el riesgo de ser asesinados por los mismos de quienes huían.

La violencia extrema, la pobreza y la falta de oportunidades no son solo las causas de la migración de miles de niños de El Salvador, Guatemala, Honduras, sino también las consecuencias de su deportación.

Esa es la conclusión de un nuevo informe del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), que analiza los desafíos y peligros que enfrentan los niños y las familias migrantes y refugiados en su ruta hacia Estados Unidos y México, que muchas veces resulta en detención y un retorno inesperado a sus países de origen.

“Migrar es un derecho humano. Sin embargo, el ejercicio de este derecho para miles de niños y niñas en Centroamérica norte y México es una pesadilla”, asegura Maria Cristina Perceval, la directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, quien conversó con Noticias ONU.

Leer más: https://news.un.org/es/story/2018/08/1439762

Con información del Centro de información de la ONU.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES