Un enfoque basado en la evidencia es crucial para los migrantes y la migración

22 febrero, 2018

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) 2017 OIM en estrecha coordinación con el Ministerio de Migración y Desplazamiento en Iraq, está distribuyendo paquetes de artículos no alimentarios a familias en Al Habanyah desplazadas desde el oeste de Anbar.

A medida que los gobiernos comienzan a negociar un pacto global sobre migración, se necesita más que nunca una descripción precisa de los migrantes y de la migración para moldear el discurso y la política pública, dijeron los altos funcionarios de las Naciones Unidas el miércoles, subrayando la importancia de un enfoque basado en evidencia para el  problema.

“A largo plazo, la evidencia es clara: los beneficios de la migración superan ampliamente los desafíos. Y sin una comprensión clara de migración, las narrativas negativas rodean a los migrantes”, dijo Louise Arbour, Representate Especial del Secretario General para la Migración International en un evento de múltiples interesados en la sede de la ONU.

“No debemos permitir que las narrativas políticas xenófobas sobre la migración distorsionen nuestro objetivo de mejorar la cooperación internacional sobre migración”, agregó, y subrayó que “es sólo con hechos y contexto que podemos tener un debate respetuoso y realista sobre la migración, uno que hace retroceder las muchas narraciones negativas e inexactas que se promocionan para obtener ganancias políticas a corto plazo y políticas equivocadas”.

El evento, titulado “Hechos en lugar de Percepciones: Promover un debate basado en la evidencia sobre la migración”, se produce inmediatamente después del inicio de las negociaciones intergubernamentales sobre el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular—el primer instrumento internacional sobre el tema—para ser adoptado más adelante este año.

La Sra. Arbour dijo que actualmente hay 258 millones de migrantes internacionales, el 3.4% de la población mundial, un aumento del 2.8% en 2000, y se espera que la cifra aumente en las próximas décadas.

El McKinsey Global Institute estima que los trabajadores migrantes en entornos de mayor productividad contribuyeron con $6.7 billones de dólares—o el 9.4 por ciento—al PIB global en 2015, $3 billones más de lo que habrían producido en sus países de origen.

Foto: Louise Arbour, Representante Especial  del Secretario General  para la Migración (centro) y Miroslav Lajčák, Presidente de la Asamblea General (centroderecha) pronuncian un discurso en la cuarta audiencia interactiva informal de múltiples partes interesadas de la Conferencia Intergubernamental y su proceso preparatorio para adoptar un pacto mundial para la migración.

 

En 2007, casi $6 billones de dólares fueron remitidos internacionalmente– tres veces más que toda la asistencia para el desarrollo. Unos 450 billones de eso fueron enviados a países en desarrollo. E incluso con esas grandes sumas, los migrantes ponen el 85 por ciento de sus ingresos de vuelta en los países de acogida a través de los impuestos y el gasto, dijo la Sra. Arbour.

“Frecuentemente, los migrantes son presentados como amenazas para la seguridad, pero estadísticamente es menos probable que ellos se involucren en el crimen que las poblaciones locales”, subrayó, añadiendo que hay, por supuesto, aquellas instancias cuando la migración internacional pudiera tener impactos negativos: cuando grandes influjos de migrantes tienen efectos desestabilizadores a corto plazo si no se regulan apropiadamente.

Por su parte, el Presidente de la Asamblea General Miroslav Lajcak dijo que los Gobiernos deberían tomar decisiones y hacer políticas sobre migración basándose en la información y los análisis más recientes y concretos, destacando también los importantes roles que la ONU y otros aliados pueden desempeñar en la promoción de un enfoque basado en la evidencia para este problema.

“Quiero enfatizar que la migración es un hecho. No es una idea. No es una teoría. No es una moda. Es un hecho”, dijo el Sr. Lajcak.

“Y necesitamos responder en consecuencia. No con ideas y teorías. Sino con hechos. Datos. Información. Y evidencia”, añadió.

El Sr. Lajcak dijo que durante la fase de consulta del Pacto, se hicieron reiterados llamamientos para contar con información más desglosada sobre migración.

Advirtió que cuando faltan datos e información se produce un vacío en su lugar, y el vacío puede ser llenado rápidamente con retórica emocional, mensajes politizados e incluso discurso de odio.

El sector privado, la sociedad civil, las organizaciones regionales y la ONU pueden actuar como fuetes cruciales de datos y hechos necesarios para que los Gobiernos  tomen decisiones y lleven a cabo políticas sobre migración, recalcó él.

Asimismo, los medios de comunicación son clave ya que a veces pueden destilar datos técnicos y complejos hasta productos informativos que son accesibles a audiencias más amplias.

“Debemos hacer más por construir alianzas entre todos estos actores clave”, dijo el Sr. Lajcak, subrayando la necesidad de garantizar que la recolección y el desglose de los datos reciban financiación y apoyo apropiados.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES