Si se cambia de actitud, se cambia la salud mental

10 octubre, 2018

Foto: CINU México Día Mundial de la Salud Mental.

Este miércoles se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, un día que se celebra anualmente cada 10 de octubre y que recuerda que el bienestar mental es fundamental para cada persona. Asimismo, es base para establecer relaciones con la gente y sentirse parte de la comunidad, así como desarrollar el potencial personal para trabajar de forma productiva y eficaz.

A pesar de que es más común escuchar hablar sobre los problemas mentales en los adultos, los jóvenes representan el grupo más vulnerable debido al estrés y los retos que afrontan en el proceso de la madurez e integración a la sociedad tanto en el mundo académico como laboral.

Por lo tanto, este año bajo el tema “Los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación”, se busca conmemorar la fecha atrayendo mayor atención a la situación en que se encuentran los niños y adolescentes en cuanto a la salud mental y el acceso a los servicios de ayuda.

A nivel mundial, se estima que 1 de cada 5 adolescentes sufre algún problema de salud mental. Los trastornos más recurrentes entre la gente joven son problemas de aprendizaje, retraso mental, trastornos de ansiedad, déficit de atención, depresión y uso de sustancias.

De acuerdo con datos de estudios que llevó a cabo la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mitad de las enfermedades mentales se manifiestan antes de los 14 años, sin embargo, entre 50% y 70% de los casos, la persona afectada sigue sin ser diagnosticada, no recibe la ayuda y tampoco obtiene el tratamiento necesario.

Entre las razones principales para la falta de tratamiento, se destacan la estigmatización y la carencia de recursos, tales como el personal médico, las medicinas y, sobre todo, los centros de atención psicológica. A consecuencia de esto, los problemas que empiezan en la adolescencia se agravan más en la edad adulta y se convierten en trastornos mentales más severos que requieren la hospitalización y medicalización. Además, se tienen graves repercusiones en la vida personal y laboral del adulto, así como también cierta discapacidad física y mental.

Actualmente, todavía persisten numerosos estereotipos sobre las enfermedades mentales, lo cual lleva a casos de violación de los derechos humanos y discriminación que sufren las personas con trastornos de este tipo. Sobre todo, el acoso escolar y la falta de comprensión por parte de los maestros y la familia empeoran el estado psicológico de los jóvenes afectados, causándoles vergüenza, baja autoestima y, en vez de buscar apoyo, recurren al uso nocivo de alcohol, drogas, autolesiones y, por último, el suicidio. Cabe mencionar que tan sólo en 2016, 62 000 adolescentes murieron como resultado de autolesiones. Además, el suicidio es la segunda causa de muerte entre los 15 y 29 años.

Es fundamental eliminar los estereotipos y luchar contra la consiguiente discriminación de las personas con  problemas de la salud mental. Asimismo, es importante implementar medidas de prevención, tales como: capacitar a los padres y el personal docente; atender los casos de acoso escolar, proporcionar el servicio psicológico en las escuelas, impartir clases y talleres con el fin de desarrollar capacidades de combatir el estrés y ansiedad; y tratar los problemas personales y académicos. Por último, realizar intervenciones tempranas científicamente contrastadas de carácter no farmacológico también es una opción para combatir el problema.

 

Si se cambia de actitud hacia la salud mental, se cambia el mundo. Es hora de actuar.

 

¡Feliz Día Mundial de la Salud Mental!

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES