Rigoberta Menchú: la desaparición de la CICIG sentaría un precedente muy peligroso

7 septiembre, 2018

Foto: ONU / Beatriz Barral. La líder indígena y premio Nobel de la paz Rigoberta Menchú durante la entrevista con Noticias ONU.

Rigoberta Menchú, líder indígena y Premio Nobel de la Paz, acudió a la ONU para hablar de construcción de la paz. Sin embargo, su visita ocurrió cuando su país, Guatemala, ocupaba titulares por otro motivo. El presidente guatemalteco, Jimmy Morales, prohibió la entrada al país del jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el abogado colombiano Iván Velásquez, por considerar que es un peligro para la seguridad nacional.

En su discurso ante la Asamblea General, Menchú vinculó la paz con la voluntad política. Aseguró que la decisión sobre la CICIG “desafía la institucionalidad democrática y la autoridad moral y política de las Naciones Unidas”. En una entrevista con Noticias ONU, Menchú fue tajante. “No le corresponde al presidente Jimmy Morales determinar si se reanuda o no el mandato de la CICIG. ya que en Guatemala hay elecciones en junio de 2019 y el mandato de la Comisión no termina hasta septiembre de ese año. Además, no depende de la voluntad de un presidente, tendría que revocar algunas de las normas que dictó la Corte de Constitucionalidad”.

 

Los defensores de derechos humanos, en peligro

Menchú se mantiene en contacto con otros defensores de los derechos humanos guatemaltecos. “Han pedido que el Consejo de Seguridad tome cartas en el asunto. Debe haber una reunión especial porque esto es un modelo de retroceso. Hay mucho en juego, no solo para los guatemaltecos”, explica.

Además, considera que si la CICIG deja de operar se pondrá en riesgo a las personas que han “apostado por la lucha contra la impunidad, la corrupción y las mafias corporativas”. Cree que el debate sobre la comisión en Guatemala ha llegado a este nivel porque han “tocado los poderes que nunca se tocaron”. Resaltó la gravedad del asunto afirmando que “está en juego un modelo contra la corrupción al que muchos países tienen miedo”.

 

Décadas de lucha

“En el intento de sofocar la rebelión, las dictaduras cometieron las más grandes atrocidades. Se arrasaron aldeas, se asesinaron decenas de miles de campesinos, principalmente indígenas, centenas de sindicalistas y estudiantes, numerosos periodistas por dar a conocer la información, connotados intelectuales y políticos, religiosos y religiosas”, escribió en su discurso al recoger el Premio Nobel en 1992. ​Varios miembros de su familia, incluidos sus padres, fueron torturados y asesinados.

Menchú aseguró que sigue siendo peligroso defender los derechos humanos en Guatemala. Después de 30 años de trabajo, dijo sacar fuerzas de “la lucha compartida”, más visible gracias a las redes sociales. “Hoy, una noticia que ponemos en redes circula en el mundo entero”.

Pese a todo, Menchú se mantuvo optimista. Está convencida de que Guatemala ya no es el país que se desangró en una guerra civil de más de 30 años. “No será lo mismo porque muchos jóvenes que han ido a la Plaza de Constitución van a seguir su lucha”, aseguró. “Hemos sido exitosos y si nos preocupan los retrocesos es porque sabemos lo que hemos avanzado en estos últimos años […] Esta es nuestra fuerza y nuestra convicción”, concluyó.

 

 

Lee más aquí.

Con información del Centro de Noticias de la ONU

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES