Revertir la privatización de las pensiones

11 marzo, 2019

Foto: CINU México / Antonio Nieto

Esta mañana la oficina para México y Cuba de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó el informe “La reversión de la privatización de las pensiones: aspectos clave” en donde da cuenta de que, si bien la privatización de las pensiones se presentó como una solución concreta para abordar el envejecimiento de la población y garantizar la sostenibilidad de los sistemas de pensiones, los resultados no fueron los esperados.

Entre 1981 y 2014, treinta países en el mundo privatizaron parcial o totalmente sus sistemas de pensiones, entre ellos, 14 en América Latina, sin embargo, la mayoría de estos países revirtieron estas privatizaciones luego de la crisis financiera mundial de 2007 – 2008.

Los resultados que trajo consigo la privatización de las pensiones luego de 30 años, no fueron los esperados. Por una parte, la tasa de cobertura se estancó o disminuyó. En Argentina, las tasas de cobertura se redujeron en más del 20 por ciento; en México, y Chile se observaron efectos similares y en países como Bolivia y Uruguay, la cobertura se estancó.

Por otra parte, los niveles de beneficios se deterioraron, lo que dio lugar a un aumento de la pobreza en la vejez y en estos 30 años, los altos costos de transición crearon enormes presiones fiscales.

También se registró un aumento de la desigualdad de género y de los ingresos. Las pensiones son el resultado del ahorro individual; por lo tanto, las personas con bajos ingresos o con carreras interrumpidas (por la maternidad o las tareas de cuidado), consiguen muy bajos niveles de ahorro.

Además, la privatización trajo consigo altos costos administrativos, lo que ha generado que la rentabilidad de las inversiones y que por tanto los montos de las pensiones sean menores.

Ante estos resultados, 18 países en total, 13 de Europa Oriental y cinco de América Latina revirtieron las privatizaciones. Con ello, los niveles de beneficios mejoraron, hubo un aumento de tasas de reemplazo y se han introducido pensiones solidarias no contributivas en la mayoría de los países.

Tras la desaparición de las cuentas individuales, el manejo fragmentado fue sustituido por una administración pública centralizada. En algunos casos se creó una nueva entidad encargada de la administración de cuentas individuales, lo que permitió una mayor eficiencia.

Minisitios

ENCUESTA

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES