Pacto Mundial sobre Migración: ¿a qué obliga y qué beneficios tiene?

5 diciembre, 2018

Foto: PMA/Jonathan Dumont Un grupo de venezolanos cruza un río cerca de Cúcuta, en Colombia en septiembre de 2018.

La mayoría de los países miembros de la ONU adoptarán en Marrakech, Marruecos, el primer acuerdo global para aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados. Una docena de países se han desvinculado del texto a pesar de que el documento respeta la soberanía de los Estados. 

El 10 y 11 de diciembre se realizará la conferencia para adoptar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. El mismo ya había sido acordado por todos los Estados miembros de la ONU, con la excepción de Estados Unidos, en julio en la Asamblea General.

Desde entonces, varios países se han desvinculado del texto a pesar de que no es legalmente vinculante y respeta la soberanía de los Estados para gestionar sus fronteras y sus políticas migratorias. El documento reconoce que, para aprovechar los beneficios de la inmigración y mitigar los riesgos y los retos que conlleva, hace falta mejorar la colaboración entre países.  

El pacto se estructura en torno a 23 grandes objetivos. Entre esas metas, hay algunas genéricas como la cooperación para abordar las causas que motivan la migración. Pero también hay compromisos concretos, como medidas contra la trata y el tráfico de personas. También se busca evitar la separación de las familias y usar la detención de migrantes sólo como última opción.

Los Estados se comprometen también a mejorar su cooperación a la hora de salvar vidas de migrantes. Deberán establecer misiones de búsqueda y rescate, y garantizar que no se perseguirá legalmente a quien les dé apoyo de carácter “exclusivamente humanitario”.

Hasta ahora, Estados Unidos, Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, Australia y República Dominicana se han desmarcado. Algunos han argumentado que es incompatible con su soberanía o que podría incitar la inmigración ilegal.

La representante especial para la migración internacional, Louise Arbour, considera que la política exterior de estos países se ve afectado. “Creo que deja muy mal a los que participaron en lo que fueron negociaciones reales. Consiguieron concesiones de otros. Defendieron sus intereses durante seis meses en los que uno asume que estaban recibiendo instrucciones de sus capitales. Así que es muy decepcionante ver este tipo de revés poco después de que se acordara el texto”, señala.

Con información del Centro de Noticias de la ONU.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES