ONU exhorta a medidas de reconciliación en Camerún tras represión en regiones anglófonas

3 octubre, 2017

Manifestantes en la ciudad de habla inglesa de Bamenda en Camerún

El Secretario General de la ONU, António Guterres, condenó enérgicamente la violencia en las regiones suroccidental y noroccidental del Camerún, exhortó a las partes involucradas a abstenerse de cualquier otro acto de violencia y pidió a las autoridades que investiguen los incidentes.

El comunicado del portavoz del titular de la ONU interviene después de que al menos ocho personas murieran en enfrentamientos con la policía el domingo 1ero de octubre – en el aniversario de la independencia del Camerún – en las dos regiones de idioma inglesa, Buea (suroeste del país) y Bamenda (noreste).

Se manifestaban en contra de la represión del Gobierno en estas zonas, donde una parte de la población se queja de marginación y reclama la vuelta al federalismo o la independencia en esas regiones.

Las protestas, que empezaron el último ano, se han convertido en una línea de frente para la oposición del presidente Paul Biya, en el poder desde hace 35 años.

Ante las protestas, el Ejecutivo camerunés decretó un toque de queda en ambas zonas.

Según la declaración de su portavoz publicada hoy 3 de octubre, Guterres alentó a las autoridades camerunesas abordar las quejas de la comunidad anglófona.

“El [El Secretario General de ONU] exhorta a las autoridades a que promuevan medidas de reconciliación nacional encaminadas a encontrar una solución duradera a la crisis, incluso mediante el tratamiento de sus causas fundamentales”, agregó el comunicado.

También señaló que el jefe de la ONU apoya el mantenimiento de la unidad y la integridad territorial del país y cree que un diálogo genuino e inclusivo entre el Gobierno y las comunidades de las regiones del Suroeste y del Noroeste es la mejor manera de preservar la unidad y la estabilidad del país.

El Secretario General está dispuesto a apoyar esos esfuerzos, incluso por conducto de la Oficina Regional de las Naciones Unidas para África Central (UNOCA), dice la declaración.

Camerún fue colonia alemana, inglesa y francesa hasta 1960, año en el que se independizó de ambas potencias coloniales e instauró un Estado federal hasta la celebración de un referéndum en 1972, que le reconvirtió en un Estado unificado.

Desde entonces la minoría anglófona – que representa casi una cuarta parte de la población – denuncia una marginación con respecto a la mayoría francófona en cuanto a la desigual distribución de las riquezas.

Premio Breach / Valdez de periodismo y derechos humanos

Defensoras Derechos Humanos

  • La Hermana Consuelo Morales

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES