ONU-DH: a dos años de Nochixtlán, aún está pendiente garantizar verdad y justicia

19 junio, 2018

Foto: Redes sociales Manifestación contra la reforma educativa en México, foto de archivo

A dos años de la tragedia de Nochixtlán, en la que manifestantes resultaron muertos y decenas heridos en una intervención de la fuerza publica mexicana, la ONU-DH llama a lograr la verdad y la justicia

“La sanción de los responsables es indispensable para que el caso no quede en la impunidad”, expresó el Representante en México de la ONU-DH, Jan Jarab.

En el marco del segundo aniversario de los echos trágicos ocurridos  en Nochixtlán, la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) afirmó en un comunicado que las autoridades siguen sin aclarar lo ocurrido por lo que aún está lejos de alcanzarse la verdad y justicia que tanto las víctimas como la sociedad demandan.

El 19 junio de 2016 en Nochixtlán, estado de Oaxaca, policías federales desalojaron a manifestantes, entre ellos profesores y padres de familia, que protestaban ante las reformas educativas, en un operativo que resultó en muertes violentas y decenas de personas heridas.

“Es preocupante que desde que ocurrieron los hechos, en diversas declaraciones públicas el Estado ha culpado a pobladores y manifestantes y rechazado la responsabilidad de las autoridades en los dolorosos eventos de hace dos años. A lo largo de este tiempo han surgido legítimas dudas sobre la falta de imparcialidad e independencia con que se ha conducido la investigación”, declaró la ONU-DH .

Asimismo, la ONU-DH lamentó que hasta la fecha no hay evidencia de que algún servidor público esté siendo procesado por las inadmisibles conductas perpetradas.

En este contexto, “la Oficina reitera su llamado para que se realice una investigación exhaustiva e imparcial apegada a los estándares internacionales de derechos humanos y culturalmente adecuada.”

Además, preocupa seriamente a la ONU-DH el que varias víctimas y sus representantes hayan sido blanco de campañas de desprestigio, actos de intimidación y hasta agresiones físicas. 

“El caso Nochixtlán pone de relieve una vez más la urgencia de que exista en México un marco nacional que regule el uso de la fuerza a todos los niveles ajustado a los más altos estándares internacionales de derechos humanos”, dijo el Representante en México de la ONU-DH, Jan Jarab.

“Además de la resolución pronta del caso se requiere la adopción de medidas efectivas para garantizar la no repetición de lo ocurrido,” enfatizó el Sr. Jarab.

Premio BREACH / VALDEZ

Banner Premio BREACH VALDEZ

Periodistas Asesinados

  • Javier Valdez

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES