ONU denuncia pesadilla humanitaria en Myanmar mientras refugiados Rohingya superan medio millón

29 septiembre, 2017

Foto: UNHCR/Vivian Tan Refugiados Rohingya llegan en el área de Ukhiya en Bangladesh después de cruzar la frontera con el estado de Rakhine, en el norte de Myanmar.

El Secretario General de la ONU António Guterres denunció ayer jueves 28 de septiembre la “pesadilla” humanitaria que sufre la minoría Rohingya en Myanmar y exigió al gobierno que cese las operaciones militares y reabra el acceso humanitario a la región azotada por el conflicto.

“La situación se ha convertido en una de las emergencias de refugiados que más rápido se han agravado, una pesadilla humanitaria y de derechos humanos”, dijo el Secretario General al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Guterres aseguró haber recibido “testimonios escalofriantes” de refugiados sometidos a “excesos de violencia y graves violaciones de los derechos humanos”, incluyendo el disparo indiscriminado de armas, el uso de minas terrestres contra civiles y violencia sexual. “Esto es inaceptable y debe acabar inmediatamente”, exhortó.

Más de 500.000 refugiados Rohingya han huido a la vecina Bangladesh según las últimas estimaciones aportadas por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El éxodo empezó el 25 de agosto después de que los ataques de militantes de esta minoría musulmana contra puestos de seguridad desencadenarán el mes pasado una agresiva represión por parte de las fuerzas militares de Myanmar.

En su tarea de auxilio a los refugiados, ACNUR continuó la distribución de láminas de plástico y artículos de socorro en los puntos de entrada de los asentamientos en Bangladesh.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indicó que al menos 23 refugiados se habrían ahogado y otros 40 desaparecido después que su barco se hundiera en la bahía de Bengala durante la noche del jueves.

El portavoz de la OIM, Joel Millman, señaló que de los 80 pasajeros que intentaban llegar a Bangladesh, 50 eran niños.

“Los supervivientes pasaron toda la noche en el mar sin comida, y el capitán de la nave intentó evitar que las patrullas marítimas les interceptaran. En un momento dado optó por fondear el barco, pero esa maniobra resultó ser un grave error, ya que la mala mar era mucho peor de lo que supuso, como se podía apreciar desde tierra.”, dijo.

Asimismo, el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) anunció este viernes que planea crear más de 1.300 nuevos centros de aprendizaje para los menores Rohingya.

UNICEF gestiona en estos momentos 182 escuelas en los campamentos y asentamientos provisionales de Bazar Cox donde asisten a clase unos 15.000 niños y niñas. Durante el próximo año se prevé incrementar el número de centros de aprendizaje hasta los 1.500 con el objetivo de impartir clases a 200.000 niños.

El Grupo Internacional de Coordinación de la Provisión de Vacunas distribuirá 900.000 dosis de inmunización oral contra el cólera con el objetivo de prevenir la propagación de esa enfermedad entre las poblaciones vulnerables recién llegadas y las comunidades anfitrionas en las áreas cercanas a Bazar Cox.

La inmunización tendrá lugar los primeros días de octubre y correrá a cargo de los socios del Grupo, entre los que se encuentran UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS), Médicos sin Fronteras y la Federación Internacional de la Cruz Roja.

El Secretario General de la ONU instó a Myanmar a cesar las operaciones militares, permitir el acceso sin restricciones de la ayuda humanitaria y el regreso seguro y voluntario de los refugiados a sus áreas de origen. También expresó preocupación por el actual clima de antagonismo hacia Naciones Unidas y otros grupos de asistencia.

“La realidad sobre el terreno exige acción. Una actuación rápida, para proteger a las personas, aliviar el sufrimiento, prevenir más inestabilidad, abordar las causas de la situación y forjar, por fin, una solución duradera”, señaló.

El líder de la ONU recordó que la “violencia sistémica” podría hacer que los disturbios se propaguen al centro del estado de Rakhine, lo que pondría en riesgo de desplazamiento a otros 250.000 musulmanes.

 

Con informaciones del Centro de noticias de la ONU

Premio Breach / Valdez de periodismo y derechos humanos

Defensoras Derechos Humanos

  • La Hermana Consuelo Morales

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES