Nicaragua debe poner fin a la “caza de brujas” contra las voces disidentes

9 agosto, 2018

Foto: Voice of America Protestas en Managua, Nicaragua de 2018

En Nicaragua ha aumentado la represión selectiva, la criminalización, y las presuntas detenciones arbitrarias, lo que está creando una atmósfera de temor e incertidumbre entre diferentes comunidades y entre los representantes de la sociedad civil en el país, indican los informes recibidos por el grupo de expertos de las Naciones Unidas.

Los médicos que ayudaron a los heridos en las protestas fueron despedidos sin explicación y hasta se les ha congelado el presupuesto a instituciones académicas como represalia. Un grupo de once expertos de derechos humanos de la ONU exhortan al Gobierno del país centroamericano a detener la represión y desmovilizar a los grupos paramilitares tras 100 días de protestas en los que al menos 317 personas han muerto y unas 1830 han resultado heridas.

“Estamos consternados porque muchos defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y otras voces disconformes están siendo criminalizados y acusados de cargos infundados y desproporcionados, tales como ‘terrorismo'”, aseguran en un comunicado varios relatores y la líder de un Grupo de Trabajo de derechos de la mujer.

 

Escuchar la noticia:

 

Con información del Centro de Noticias de la ONU

 

Día de la Paz

Premio BREACH / VALDEZ

Banner Premio BREACH VALDEZ

Periodistas Asesinados

  • Javier Valdez

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES