Las minorías afrontan cada vez más intolerancia, alerta experto de la ONU en Derechos Humanos

31 octubre, 2017

Foto: ACNUR Los niños sirios nacidos en el exilio, son especialmente vulnerables al riesgo de apatridia.

 Las minorías constituyen los segmentos más marginados de la sociedad y sufren cada vez más intolerancia y atropellos a sus derechos humanos, advirtió ayer el relator especial de la ONU especializado en las garantías fundamentales de esos colectivos.

Fernand de Varennes aseveró en un Comunicado que en la actualidad se vive una creciente intolerancia y proliferan los discursos de odio en diversas partes del mundo.

“Las tensiones causadas por la marginación continua de las minorías propician entornos que pueden tornarse violentos. El respeto a los derechos de las minorías, así como su inclusión política y social es clave para mantener la estabilidad”, apuntó el experto.

 El Relator Especial, que se dirigió a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, dijo que era hora de que los Estados y otros grupos renovaran su compromiso con la Declaración de la ONU sobre los Derechos de las Personas pertenecientes a minorías nacionales, étnicas, religiosas y lingüísticas, 25 años después de su adopción.

“El compromiso con la Declaración de la ONU y su efectividad se ven debilitados por ambigüedades y posiciones divergentes, incluso en relación con el concepto de minorías. En unos pocos casos, esto ha tenido consecuencias debilitantes para comprender el impacto de la declaración y otros instrumentos de derechos humanos que afectan a las minorías, incluso dentro de las propias Naciones Unidas”, dijo de Varennes. 

El relator especial señaló que muchas minorías viven en condiciones precarias, algunas sin estatus legal aún en sus países de origen.

Se refirió concretamente a los 12 millones de apátridas que hay en el mundo, de los cuales una gran parte también pertenece a alguna minoría, e instó a movilizar a los actores relevantes para encontrar soluciones que alivien la situación de los afectados por el doble flagelo de la discriminación y la apatridia.

“Apatridia afecta a un estimado de 12 millones de personas en el mundo, una gran mayoría de los cuales pertenecen a minorías. Necesitamos movilizar a todos los grupos y autoridades relevantes para abordar este problema y encontrar soluciones para estas comunidades que se ven afectadas por el doble flagelo de la discriminación y la apatridia”, dijo de Varennes, quien se centrará en el tema de la apatridia en un informe a la sesión del Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2018.

También hizo hincapié en la importancia de prevenir los conflictos mediante la inclusión y la educación de las minorías. Asimismo, de Varennes subrayó la importancia de prevenir los conflictos incluyendo a las minorías en los sistemas de educación nacionales y educando al resto de las sociedades sobre las identidades y lenguas de las minorías. 

De Varennes pidió atender especialmente a los niños y las mujeres de las comunidades minoritarias al considerar que son “los más vulnerables entre los vulnerables”.

Premio Breach / Valdez de periodismo y derechos humanos

Defensoras Derechos Humanos

  • La Hermana Consuelo Morales

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES