Lactancia materna, Siria, ébola… Las noticias del jueves

1 agosto, 2019

UNICEF/Rosenda Quintos La lactancia es esencial para el buen desarrollo de los niños.

Comienza la Semana Mundial de la Lactancia Materna que pide licencias parentales remuneradas y justas para apoyar el desarrollo de los niños. La ONU formará una junta interna para investigar los ataques a los hospitales en Idlib, Siria. Confirman un tercer caso de ébola en la ciudad fronteriza de Goma, en República Democrática del Congo. 

 

Las licencias parentales remuneradas apoyan la lactancia materna

Este jueves comenzó  la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra anualmente para fomentar esta práctica y mejorar la salud de los lactantes en todo el mundo.

“Las políticas favorables a la familia, como el permiso parental remunerado, permiten la lactancia materna y ayudan a los padres a criar y establecer vínculos con sus hijos en la vida temprana, cuando es más importante”, aseguraron las cabezas de la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de la ONU para la Infancia en un mensaje oficial.

Durante la primera infancia, la nutrición óptima proporcionada por la lactancia materna, junto con el cuidado y la estimulación, pueden fortalecer el desarrollo cerebral de los niños con impactos que perduran durante toda la vida.

UNICEF y la OMS recomiendan la aprobación de la licencia de maternidad remunerada de un mínimo de 18 semanas, y de la licencia de paternidad, para fomentar la responsabilidad compartida de cuidar a los hijos en pie de igualdad.

Las madres también necesitan tener un entorno laboral propicio que las proteja y apoye para seguir con la lactancia materna cuando regresan al trabajo.

La ONU abre investigación interna sobre Siria

El Secretario General ha decidido establecer una Junta de Investigación interna para hacer una pesquisa sobre los ataques contra instalaciones médicas apoyadas por la ONU en el noroeste de Siria.

El ejército sirio, respaldado por Rusia, inició en abril una ofensiva en la provincia de Idlib, la única que se encuentra en manos de la oposición. Los combates han dejado cientos de muertos y miles de desplazados.

Esta semana, el coordinador humanitario de la ONU resaltó que las instalaciones médicas siguen siendo bombardeadas a pesar de que las coordenadas sobre su posición habían sido entregadas a las partes del conflicto, y preguntó al Consejo de Seguridad si esta información se estaba usando para protegerlas o para atacarlas.

Esto ocurre a pesar de que se había puesto en marcha un acuerdo para reducir el conflicto y proteger la infraestructura civil, firmado entre Rusia y Turquía el año pasado.

António Guterres ha pedido la cooperación de las partes en la investigación.

Se cumple un año desde que comenzó el brote de ébola en la República Democrática del Congo

UNICEF/Tremeau. Trabajadores de salud visitan a una madre y su hija en el centro de tratamiento de ébola en Butembo, República Democrática del Congo.

Este jueves se cumple exactamente un año desde que comenzó el brote de ébola en la República Democrática del Congo, y aún no ha logrado controlarse.

La Organización Mundial de la Salud ha confirmado un tercer caso de la enfermedad en Goma, una ciudad punto de salida internacional. Se trata de la hija de un minero, quien se había convertido en el segundo caso en aparecer en esta localidad y que falleció el miércoles.

Hasta el momento se han registrado 2600 casos de la enfermedad, y más de 1800 personas han muerto, principalmente en las provincias de Kivu del Norte e Ituri.

“Necesitamos detener las interrupciones (de las tareas médicas), los ataques y las manifestaciones políticas, la falta de pago de salarios. La interrupción, incluso por un día, permite que el virus se multiplique y no podemos correr ese riesgo más. Hay demasiadas lagunas en la cobertura, y necesitamos poder anticipar hacia dónde se dirige el virus y no perseguirlo”, aseguró  David Gressley, encargado de la respuesta de la OMS.

Los líderes humanitarios de la ONU han pedido una vez más el apoyo de la comunidad internacional para controlar la epidemia.

Los migrantes del Gregoretti consiguen hogar

Archivo: UNHCR/L.Boldrini. Una embarcación transporta refugiados y migrantes en las aguas del Mediterráneo.

La Agencia de la ONU para los Refugiados acogió con beneplácito el desembarco en Europa de refugiados y migrantes del barco italiano Gregoretti.

116 refugiados y migrantes había sido rescatados la semana pasada por la guardia costera italiana y fueron trasladados a un barco de la armada después de que su embarcación sucumbiera dejando 100 muertos en lo que ACNUR calificó como “la peor tragedia en El Mediterráneo este año”.

La Unión Europea anunció que se le había encontrado un lugar a los migrantes en Alemania, Francia, Irlanda, Luxemburgo y Portugal.

El Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, dio la bienvenida a la medida, pero aseguró que, si existiera un mecanismo predecible para recibir a los migrantes, esto ahorraría tiempo y les evitaría sufrimientos innecesarios.

 

Con información de ONU Noticias

Minisitios

Próximos eventos

  1. Modelo ONU: MONUUNQ 2019

    agosto 29 @ 8:00 am - agosto 30 @ 5:00 pm
  2. Modelo ONU: UGMUN 2019

    septiembre 20 @ 2:00 pm - septiembre 22 @ 3:00 pm

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES