La situación de los defensores de los derechos humanos es alarmante

24 octubre, 2018

Foto: MINUSTAH. Michel Forst, relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores de derechos humanos.

Los activistas por los derechos humanos son atacados y criminalizados. Además, enfrentan restricciones legales y administrativas crecientes, aseguró Michael Forst*, el relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores de los derechos humanos

Forst presentó un informe a la Asamblea General esta semana, que destacó la necesidad, a 20 años de la Declaración para la Promoción y Protección de los Defensores de los Derechos Humanos, de detener los esfuerzos por socavar la labor de promoción de los derechos.

“Desde 1988 más de 3,500 defensores han sido asesinados, dejando familias devastadas. Los derechos de miles de activistas han sido pisoteados, su dignidad agredida. Son vilipendiados y detenidos injustamente”, dijo el relator especial. También aseguró que estos ataques son, en última instancia, contra 70 años de trabajo para construir un sistema global sin precedentes que proteja los derechos de todas las personas.

Forst reveló decidió lanzar una encuesta en 140 países, preguntándoles qué es lo que más le preocupa de su situación. Esto con motivo del 20 aniversario de la Declaración de los Defensores, dijo a Noticias ONU.

 

Los defensores son llamados terroristas

“Todos me dijeron que lo más preocupante era la narrativa en su contra. Son llamados terroristas, enemigos del Estado, promotores de valores occidentales. Son acusados de ser traficantes, y de estar en contra del desarrollo. Estas campañas de difamación impactan cómo los ve la población, mientras ellos solamente intentan proteger los derechos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, expresó.

Por ejemplo, dijo, en América Latina los defensores de los derechos de la comunidad LGTBI o de los sexuales y reproductivos como el aborto, son acusados de introducir valores occidentales que no representan la actitud moral de ciertos países.

También le preocupa la situación de los defensores de los migrantes. Aseguró que repetidamente se enfrentan a fuertes ataques de los Estados y funcionarios públicos, “quienes los acusan de ser traficantes o de ingresar ilegalmente migrantes a los países”.

 

El papel de la ONU

“Me preocupa mucho este fenómeno con el creciente número de países en los que vemos líderes populistas como Hungría, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Australia e Italia. Incluso en países democráticos, como Francia y España, los defensores son citados ante las autoridades judiciales”, aseguró Forst.

“Las Naciones Unidas podrían hacer más. Siento que es un deber moral para mí trabajar para esto. Me da más libertad que no me paguen porque puedo decir verdades a los líderes, incluidos los de Naciones Unidas, y puedo decir que aquí tenemos que hacer más”, dijo a Noticias ONU. Dijo sentirse “horrorizado” ante el “pobre entendimiento” de algunos altos funcionarios  y de los equipos que trabajan en los países.

“En las próximas semanas habrá un informe de Guterres, por mandato de una resolución, para hacer evaluación sobre los esfuerzos de la ONU y sus agencias para proteger a los defensores. Se darán cuenta que la ONU puede hacer más y espero que después de que sea publicado se lance un estudio mundial para desarrollar una estrategia global para proteger a los defensores”, expresó.

 

Aspectos relevantes del informe

Forst dijo que su informe es una oportunidad para reflexionar sobre logros y retos. También, para pensar cómo desmontar “los discursos de incitación al odio”. Por último, cómo pueden abordarse las causas sistemáticas que fomentan los ataques contra los defensores.

La ONU celebrará pronto la segunda Cumbre Mundial de Defensores de Derechos Humanos en París. Luego, en diciembre una reunión de alto nivel en Nueva York sobre el mismo tema. El relator aseguró que espera fuertes compromisos durante los dos eventos.

“Estamos en un punto de inflexión. Debemos aprovechar la fuerte comunidad de defensores para prever su futuro entre la audacia y el pragmatismo. El ex Alto Comisionado Zeid Raad Al Hussein dijo que la opresión está de moda nuevamente. La única respuesta es colectiva. Todos debemos ser parte de la solución. También debemos ser más abiertos a los movimientos sociales y a aquellos que se encuentran fuera de la comunidad de derechos humanos”, resaltó.

 

*Michel Forst es de Francia. Fue designado por el Consejo de Derechos Humanos como relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores de los derechos humanos en 2014. Forst tiene una amplia experiencia en temas de derechos humanos. En particular, sobre la situación de los defensores. Fue el Director General de Amnistía Internacional en Francia. Fue secretario general de la primera Cumbre Mundial sobre Defensores de los Derechos Humanos en 1998. Anteriormente fue un Experto Independiente de la ONU sobre derechos humanos en Haití.

Con información del Centro de Noticias de la ONU.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES