Fumar es un problema de desarrollo

2 octubre, 2018

Foto: Banco Mundial/Aisha Faquir Un hombre fuma un cigarrillo a un lado de la carretera en la zona rural de Nepal.

“Fumar es un problema de desarrollo, porque golpea a los más vulnerables y provoca tensiones en los sistemas sanitarios, alimentando un círculo vicioso de pobreza y desigualdad”, explicó Moller, que añadió: Alcanzar la Agenda 2030 y disminuir la carga de enfermedades no transmisibles requiere una acción temprana y generalizada a todos los niveles”.

Casi dos tercios de los 181 países que firmaron el Convenio Marco para el Control del Tabaco han adoptado estrategias para “prevenir la interferencia de la industria tabaquera con las medidas de control”, informó la Organización Mundial de la Salud durante una reunión celebrada en Ginebra.

Como resultado del Convenio Marco, los países han aumentado los impuestos al tabaco, han establecido zonas libres de humos y han obligado a los fabricantes a colocar avisos sobre el daño que su consumo puede causar a la salud.

Sin embargo, pese a estos avances, “no es un momento para la complacencia”, aseguró la doctora Vera Luiza Da Costa e Silva, directora de la Secretaría del Convenio.

“Con sus astronómicos presupuestos, la industria tabaquera continua sus furiosos esfuerzos para socavar el cumplimiento de nuestro acuerdo”, dijo.

Según el informe sobre el progreso mundial contra el tabaco 2018, el 85% de los Estados parte han prohibido la venta de tabaco a menores y un número creciente de países han aumentado la edad mínima para su compra.

Con información del Centro de Información de la ONU.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES