Falta del agua, saneamiento e higiene en las escuelas perjudica la educación de los niños

31 agosto, 2018

Foto: Water For People/Nancy Haws Los niños lavan las manos en una escuela en Pahuit, Guatemala.

El primer estudio conjunto sobre la situación sanitaria en las escuelas, Agua Potable, Saneamiento e Higiene: Informe Global de Referencia 2018, reúne y analiza datos para mostrar que el agua, el saneamiento y la higiene (WASH por sus siglas en inglés) desempeñan un papel crucial en el acceso a la educación y los resultados del aprendizaje.

La investigación se llevó a cabo en el marco del Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo desde 1990 hasta 2006 y evaluó los datos sobre el WASH de 92, 101 y 81 países, respectivamente.

Agua potable

El abastecimiento de agua en las escuelas es necesario para la higiene personal y ambiental. También permite hidratar el cuerpo, lo cual es la clave para el desarrollo de capacidades cognitivas.

Aproximadamente 69% de las escuelas en el mundo tienen un servicio básico de agua, un 12% ofrecen un servicio limitado, y un 19% no disponen del servicio o recurren a pozos o fuentes no protegidas. Esto significa que alrededor de 570 millones de niños del mundo no tienen acceso básico al agua potable.

Saneamiento

La disponibilidad de las instalaciones higiénicas de saneamiento en las escuelas tiene un impacto importante en la salud de los niños y su asistencia a clases. Asimismo, la falta de baños separados por sexos afecta a la seguridad y la salud de las niñas y, como resultado, les niega el derecho a la igualdad de acceso a la educación. En todo el mundo, solo 66% de las escuelas están equipados con instalaciones adecuadas y baños separados, un 12% tienen un servicio deficiente y en 23% de las escuelas no existe servicio de saneamiento o se cuenta con instalaciones inseguras, como letrinas de pozo o letrinas de balde. Se estima que más de 620 millones de niños carecen del saneamiento adecuado en las escuelas.

Higiene

Lavarse las manos es la base de higiene y garantía de salud de los niños, especialmente en lugares públicos. Durante el estudio, más de la mitad de las escuelas del mundo tenían jabón y agua necesarios. No obstante, un 36% no disponían del servicio y un 11% tenían instalaciones para el lavado de manos pero no tenían jabón. Como resultado, más de 850 millones de niños en todo el mundo no pueden cuidar su higiene en la escuela.

Por consiguiente, millones de niños que van a la escuela carecen de sistemas de saneamiento apropiados. La tercera parte de todas las escuelas no disponen de agua potable y baños adecuados, y la mitad de las escuelas no cuidan la higiene de los alumnos debido a la falta de agua y jabón. Como resultado, la salud, la seguridad y la educación de los niños se ven gravemente perjudicados.

La situación en México

A pesar de que México no proporcionó datos suficientes para algunos de los criterios del WASH, es posible identificar algunas tendencias generales. Se estima que en 2016 este país contaba con 34 694 000 de población en edad escolar. Un 75% de las escuelas utilizaban un servicio de saneamiento gestionado de forma segura, un 20% seguía careciendo de instalaciones necesarias y un 5% no disponían del servicio. Uno de los problemas más reportados en las escuelas mexicanas son grietas y goteras, que a menudo causan la falta de luz y agua. Por último, el estudio señala que un 30% de escuelas no cuentan con agua y jabón, indispensables para mantener la higiene de los niños y asegurar su salud.

El estudio es la primera evaluación global del WASH en las escuelas que establece una base para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, en particular el Objetivo 4 (Educación de Calidad) y el Objetivo 6 (Agua Limpia y Saneamiento).

Si la educación es clave para ayudar a los niños a salir de la pobreza, el acceso al agua y saneamiento son la clave para ayudar a los niños a obtener educación de forma segura. Ignorarlo perjudica la salud y el bienestar de los niños. Por este motivo, la ONU está diseñando e implementando herramientas necesarias para alcanzar el acceso universal al saneamiento en centros de aprendizaje para el año 2030, y crear un espacio seguro, inclusivo y equitativo para todos los niños, garantizándoles el derecho básico a la educación.

Más información (en inglés) aquí

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES