Afrontar las desapariciones forzadas es el problema central en México, insta Michelle Bachelet

9 abril, 2019

Foto: Antonio Nieto/CINU México La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, durante la rueda de prensa final en el Centro Cultural de España, hoy en el Centro de la Ciudad de México

Al terminar su visita a México, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, hizo un balance de la crisis de los derechos humanos en el país. También saludó la voluntad del nuevo gobierno de “cambiar de paradigma” y le alentó a asumir la centralidad de los derechos humanos.

En rueda de prensa en el Centro Cultural de España, hoy en el Centro de la Ciudad de México, Bachelet destacó “el momento crucial que este país está viviendo”, refiriéndose a la crisis de derechos humanos que ha vivido la población de México durante la última década.

El problema central en México: las desapariciones forzadas

“México tiene cifras de muertes violentas propias de un país en guerra: 252.538 desde 2006”, dijo la Alta comisionada.

“El caso de Ayotzinapa reveló al mundo un problema central y transversal en México: el de las más de 40.000 personas desaparecidas, un cuarto de ellas mujeres. A la par, existen 26.000 cuerpos sin identificar registrados por el Estado y se han localizado más de 850 fosas clandestinas. Estos datos son aterradores” expresó Bachelet.

“Sabía de la violencia, pero no tenía impresión de la dimensión”

Y destacó que las mujeres sufren esta violencia de manera desproporcionada, con 568 mujeres asesinadas desde los principios del año, un promedio de casi diez al día.

También mencionó la tortura generalizada en centros de detención en el país, especialmente la tortura sexual sufrida por mujeres en detención, la violencia ejercida contra los defensores de derechos humanos y los periodistas.

“En lo que vamos de año, al menos, 9 personas defensoras de derechos humanos y 4 periodistas han sido asesinadas. Al menos doce informadores fueron víctimas de homicidio en 2018 y otros doce en 2017”, subrayó.

“Sabía de la violencia, pero no tenía impresión de la dimensión», expresó Bachelet a los periodistas presentes.

Asumir la centralidad de los derechos humanos

Por eso saludó la voluntad del nuevo gobierno de México de “implementar un cambio de paradigma: uno que asume la centralidad de los derechos humanos”.

Durante su estancia, la Alta Comisionada se reunió con el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador y con ministros de Gobierno, así como con el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, con el Fiscal General y con el Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Saludo el hecho de que se haya definido la búsqueda de desaparecidos como una responsabilidad del Estado. Es trascendental que se mantenga lo acordado y que el proceso de búsqueda e identificación se haga en coordinación entre autoridades y familiares”, dijo la titular de la ONU para los Derechos Humanos.

 “Yo no solo reconozco esta determinación, sino que muestro mi voluntad y la de mi Oficina en México de apoyarla”, aseguró.

Una Guardia Nacional efectiva y respetuosa de los derechos humanos

Michelle Bachelet y Andrés Manuel López Obrador firmaron por la mañana un convenio de asesoría para la creación de la Guardia Nacional.

Al respeto, Bachelet indicó que “si bien el desarrollo socioeconómico y cultural es la estrategia que permitirá a largo plazo reducir los niveles de inseguridad y violencia, está claro que se necesitan fuerzas del orden que impongan y mantengan la Ley respetando los derechos humanos”. Pero insistió en que este nuevo cuerpo de seguridad se apegará a los más altos estándares internacionales de respeto a los derechos humanos.

“Sin seguridad no hay derechos humanos, pero sin derechos humanos no hay seguridad” dijo.

“Las heridas necesitan verdad y justicia”

La Alta Comisionada también se encontró estos días con miembros de la sociedad civil, así como con migrantes, con defensoras de derechos humanos, con víctimas de abusos y violaciones, y con familiares de personas desaparecidas.

A ellos, Bachelet hizo una promesa: “sin ustedes, nada”.“Las heridas abiertas en el pasado, y que perduran en el presente, necesitan verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. La sanación no será producto del tiempo, será el fruto de la materialización de resultados concretos”, dijo la ex presidenta de Chile.

Por eso, advirtió la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, “mi oficina será una aliada que no dudará en contribuir para que se den avances y al mismo tiempo alertará en caso de incumplimiento”.

 

 

Minisitios

Próximos eventos

  1. Modelo ONU: UGMUN 2019

    septiembre 20 @ 2:00 pm - septiembre 22 @ 3:00 pm
  2. Modelo ONU: LAMUN 2019

    septiembre 25 @ 8:00 am - septiembre 28 @ 5:00 pm

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES