Día Internacional de las Personas con Discapacidad: entrevista a Javier Vásquez, de Olimpiadas Especiales

3 diciembre, 2018

Foto: Olimpiadas Especiales Un oftalmólogo de Santo Domingo, capital de la República Dominicana, trabaja como voluntario para las Olimpiadas Especiales.

Testigo de cómo se interna a personas con discapacidad intelectual en hospitales psiquiátricos, de cómo se las aísla y margina, y de cómo sufren dolencias durante años por no ser atendidas en los sistemas de salud, Javier Vásquez, vicepresidente de Programas de Salud de las Olimpiadas Especiales, pide su plena integración en la sociedad. 

El día 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y Javier Vásquez explica cómo las Olimpiadas Especiales y las Naciones Unidas pueden colaborar en muchos campos.

Las Olimpiadas Especiales tienen 50 años y están presentes en 173 países. Lo que hace la organización es ofrecer a todas las personas con discapacidad intelectual la oportunidad de hacer ejercicio físico y competir en deportes de tipo olímpico. También promueve la campaña “la revolución es la inclusión”.

La organización también trabaja muy de cerca con los relatores especiales del Consejo de Derechos Humanos y la enviada del Secretario General para la Discapacidad. “Ellos vienen a los Juegos y observan cuáles son nuestros programas. Aprenden sobre discapacidad intelectual”.

“Nosotros ya hemos facilitado que varios atletas vengan a las Naciones Unidas a hablar durante las reuniones de los Estados parte de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, para contar su experiencia, de cómo ellos ejercen su derecho a la educación, al trabajo, a la salud”, dice Javier Vásquez. 

Además, las Olimpiadas Especiales, destaca Javier Vásquez, contribuyen al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como por ejemplo el número 3, dedicado a la salud.

“Los atletas de Olimpiadas Especiales están sometidos a ocho pruebas de salud en 173 países. Estamos hablando de 2,1 millones de análisis que logran identificar problemas de salud de audición, de visión, de equilibrio, de salud oral, de obesidad”, afirma, indicando que durante veinte años su organización ha respondido a la frecuente falta de servicios de salud para las personas con discapacidad.

Esos datos revelan que los atletas muchas veces no han tenido nunca un examen de la visión; o tienen caries y dolor en la boca durante años; o sufren problemas de audición: “Todo esto tiene un impacto en sus derechos humanos y en el derecho a la salud”.

Ahora, esos datos se están empezando a compartir con los ministerios de Salud de muchos países y con la Organización Mundial de la Salud “para que los sistemas de información en salud empiecen a visibilizar a las personas con discapacidad intelectual, que hasta ahora están invisibles”.

Según datos recogidos en un informe de la relatora especial de las Naciones Unidas para los derechos de las personas con discapacidad, Catalina Devandas, aquellas con una discapacidad intelectual pueden vivir quince o veinte años menos que el resto de los ciudadanos, no por cuestiones relacionadas con esa discapacidad sino debido a la falta de una atención sanitaria adecuada.

Lee la entrevista completa aquí

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES