Conflicto en Yemen, “pesadilla sin fin” para locales y migrantes, alerta Agencia ONU sobre migración

2 octubre, 2017

Foto: UNICEF/Alzekri Un niño con cólera recibe tratamiento en el Hospital Sab'een de Sana'a, Yemen, en mayo de 2017

Es necesario mejorar el acceso humanitario mientras el conflicto en Yemen se prolonga y que la hambruna y el cólera empeoran, urgió el Director General de la Organización de la ONU para las Migraciones (OIM), William Lacy Swing, en una visita al país.

Durante su visita, el jefe de la OIM se reunió con autoridades, pidiéndoles que garanticen un mayor acceso humanitario para que los trabajadores de socorro puedan llegar a los más necesitados y salvar vidas.

“Las autoridades tienen la responsabilidad de dar a los humanitarios más acceso, incluyendo la reapertura del aeropuerto para las entregas de ayuda esenciales, y el mundo tiene la obligación de venir en ayuda del pueblo yemení”, dijo Swing.

“Más de dos años de brutal conflicto ha traído caos a esta sociedad, dejando un rastro de devastación innecesaria”, señaló Swing, y agregó: “Insto a todas las partes del conflicto a hacer verdaderos esfuerzos para encontrar la paz”.

Tanto más cuanto que los combates devastadores resultaron en el retorno del cólera en el país. Según las estimaciones, más de 2,000 personas han sucumbido a la mortal enfermedad desde octubre del año pasado y 750,000 han sido golpeadas con 5,000 personas adicionales que se infectan todos los días.

La respuesta al brote se ha complicado aún más debido a que el conflicto en Yemen ha dejado a los sistemas de agua y saneamiento del país en ruinas y casi el 80 por ciento de la población, unos 21 millones de personas, y miles de migrantes dependientes de la ayuda humanitaria.

“El peor brote de cólera en el mundo es ahora parte de esta mezcla volátil y aunque parezca impensable, se espera que un millón de yemeníes contraigan la mortal enfermedad a finales de este año”, agregó Swing.

Además, más de tres millones de niños yemeníes menores de 5 años corren el riesgo de sufrir desnutrición aguda grave, mientras el riesgo de hambruna es cada vez mayor.

El jefe de la Organización Internacional para las Migraciones se reunió también con personas desplazadas por los combates. La ONU solo pudo llegar con ayuda hasta hace unas semanas. Esta es la primera vez que recibieron ayuda desde que huyeron de sus casas hace más de un año.

“El conflicto interno, que ha convulsionado en Yemen desde hace más de dos años, no muestra signos de ser resuelto”, dijo el Director General de la OIM, señalando que la situación de los casi 6,000 migrantes que continúan ingresando al país cada mes es de especial preocupación.

“Ellos vienen con la esperanza de que puedan hacer su camino a través de Yemen a los países del Golfo para encontrar trabajo”.

“Para los yemeníes y los migrantes, el prolongado conflicto se ha convertido en una pesadilla sin fin”, lamentó Swing.

El país de la Península arábiga vive un conflicto interno que desde 2014 subió de escala debido a bombardeos de Arabia Saudita y nueve países aliados que buscan la retirada del grupo de rebeldes hutíes, que ha tomado el control del país de mayoría sunita.

Premio BREACH / VALDEZ

Banner Premio BREACH VALDEZ

Periodistas Asesinados

  • Javier Valdez

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES