Aumento de la concentración de Co2 en la atmósfera alcanza un nuevo récord

30 octubre, 2017

Foto de archivo: Banco Mundial/Lundrim Aliu La región de América Latina y el Caribe arroja a la atmósfera 371 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono por el consumo de madera y carbón.

Las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera aumentaron a una velocidad récord en 2016 y alcanzaron el nivel más alto en 800,000 años, advirtió la Organización Meteorológica Mundial este lunes.

La OMM, durante el lanzamiento del Boletín de Gases de Efecto Invernadero en la sede de la ONU en Ginebra, informó que el promedio de la concentración de dióxido de carbono (CO2) alcanzó 403,3 partes por millón en 2016, debido a una combinación de actividades humanas y un fuerte fenómeno del niño. En 2015, los niveles eran de 400 ppm.

El aumento del CO2 y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera tienen el potencial de iniciar cambios sin precedentes en los sistemas climáticos, lo que lleva a “graves perturbaciones ecológicas y económicas”, asegura el informe.

El director de la OMM, Petteri Talas, declaró que es necesario que los gobiernos cumplan con las promesas que hicieron en París en 2015 y tomen medidas para reducir el calentamiento global.

Talas agregó que nunca se había visto un aumento tan grande en la concentración de C02 en la atmósfera en un solo año.

“Esto demuestra que no nos estamos moviendo en la dirección correcta, de hecho, estamos haciendo exactamente lo contrario si pensamos en la implementación del Acuerdo de París. Esto demuestra que existe una necesidad urgente de elevar el nivel de ambición en la lucha contra el cambio climático”, dijo.

El fenómeno climático está asociado a temperaturas del mar más cálidas que el promedio, que se cree son responsables de desencadenar sequías en regiones tropicales, así como huracanes e incendios forestales sin precedentes en otros lugares.

El lanzamiento del informe de la OMM coincide con el Informe de Emisiones del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), que será publicado este martes y hace un seguimiento a cómo los gobiernos están tomando medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Ya disponemos de muchas de las soluciones necesarias para resolver este problema. Ahora hace falta una voluntad política a nivel mundial y un nuevo sentido de urgencia”, dijo Erik Solheim, Director Ejecutivo del PNUMA.

Ambas publicaciones servirán como base científica para las decisiones políticas y negociaciones de cambio climático de la ONU en Bonn, Alemania, previstas a comenzar el 7 de noviembre.

La última vez que se registró en la Tierra una concentración de COcomparable fue hace entre 3 y 5 millones de años, la temperatura era entonces de 2 a 3 °C más cálida y el nivel del mar entre 10 y 20 metros superior al actual.

La tasa de aumento del COatmosférico durante los últimos 70 años es casi 100 veces mayor que al final de la última edad de hielo. Hasta donde se sabe por las observaciones directas e indirectas, nunca antes se habían visto cambios tan bruscos en los niveles atmosféricos de CO2.

Durante los últimos 800 000 años, el contenido de COatmosférico preindustrial se mantuvo por debajo de las 280 ppm, pero ahora ha aumentado hasta la media global de 403,3 ppm registrada en 2016.

“Si no reducimos rápidamente las emisiones de COy de otros gases de efecto invernadero, nos veremos abocados a un peligroso aumento de la temperatura hacia finales de este siglo, muy por encima de la meta fijada en el Acuerdo de París sobre el cambio climático”, hizo notar el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. “Las generaciones futuras heredarán un planeta que resultará sumamente inhóspito con respecto a hoy en día”, añadió.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES