Ante el resurgir de la intolerancia, la Alianza de Civilizaciones es más necesaria que nunca

20 noviembre, 2018

Foto: UNFPA Bangladesh / Carly Learson Los refugiados rohinyás todavía viven en Cox´s Bazar, en Bangladesh, un año después de haber huido de Myanmar.

Para António Guterres, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas no es una iniciativa para “sentirnos bien”, sino que es “fundamental para la paz, la seguridad, el desarrollo sostenible y para el mundo que necesitamos construir”.

Durante la sesión de apertura del octavo Foro Global de la Alianza de Civilizaciones, que se celebra durante dos días en la sede de la ONU en Nueva York, Guterres destacó que el papel de la iniciativa es en este momento más relevante que nunca para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030 de construir sociedades más “pacíficas, justas y resistentes”.

El Secretario General calificó de “inaceptable y vergonzoso” que la identidad convierta a una persona o a una comunidad en un objetivo. Como ejemplos, resaltó el resurgimiento de las organizaciones neonazis y el antisemitismo, el descrédito hacia los refugiados y migrantes, en la homofobia o en la “pandemia mundial” de violencia contra las mujeres y niñas.

La manera de lograr esta meta pasa por establecer un diálogo “sincero e inclusivo”, en el que los líderes religiosos y las organizaciones eclesiásticas jueguen un papel fundamental; aprovechar la creatividad y la vitalidad de los jóvenes; y respetar los derechos humanos.

La presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, destacó la compleja coyuntura global en la que nos encontramos “marcada por múltiples crisis” que, para ser contrarrestadas, precisan  “una fuerte acción colectiva”  y acuerdos mundiales.

Espinosa destacó que desde su creación la Alianza ha fomentado el diálogo y se ha convertido en una plataforma para el acercamiento de naciones, culturas y religiones. Además de preservar este espacio ‘hay que fortalecerlo y expandirlo”, agregó.

Finalmente citó al escritor italiano Umberto Eco para afirmar que la diversidad es la mayor fuente de riqueza que posee la humanidad: “La belleza no es solo la unidad en la variedad, sino también la diversidad en la unidad”.

Con información del Centro de Información de la ONU. 

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES