De superviviente de la dictadura, a Alta Comisionada para los Derechos Humanos

26 octubre, 2018

Foto: ILO/M. Creuset Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos.

En una entrevista con Noticias ONU, la Alta Comisionada explica los nuevos desafíos que afrontan los derechos humanos en la actualidad, como el cambio climático, y asegura que su defensa es “una tarea que no se acaba nunca”. Además, nos cuenta su experiencia como superviviente de la dictadura de Augusto Pinochet. “No hay que tener miedo a la ciudadanía” es una de las lecciones que nos deja.

De ver a su padre torturado y muerto durante la dictadura de Chile y de ser ella misma detenida y desparecida del mismo régimen, Michelle Bachelet ha llegado a ser la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Aquella experiencia, asegura le ayudará ahora a ponerse “en los zapatos de las víctimas”.

Entre una situación y otra, también fue ministra de Salud, luego de Defensa y después presidenta de Chile. Más tarde defendió los derechos de la mujer como directora ejecutiva de ONU Mujeres, para posteriormente volver a ser presidenta de su país.

Todas esas vivencias le han servido para tener en cuenta la necesidad de “prevenir”, de “tener resultados” y de “actuar” cuanto antes para evitar que los costes de la pasividad sean más elevados.

¿Cómo reconstruyó su vida tras vivir la dictadura de Pinochet y cómo esta experiencia le puede ayudar en su nuevo cargo como Alta Comisionada para los Derechos Humanos?  

Es una pregunta que hace pensar muy profundamente. Cuando uno ha vivido procesos de dolor, personales o cercanos; cuando uno ha tenido la muerte de un padre bajo tortura, cuando una ha estado presa y desaparecida por un tiempo, cuando uno ha visto conocidos, amigos, familiares ejecutados, desaparecidos, exiliados, la verdad es que la primera sensación es de dolor, es de rabia, es de no querer que estas cosas pasen.

Y luego, uno va elaborando y va diciendo, pero a ver, más allá de que tenemos que seguir recordando con amor a los amigos y hacer gestos y actos para que el país entero se haga cargo de lo que pasó, y diga un nunca más; y para ver cómo creamos las condiciones en nuestro país para que la democracia nunca vuelva a estar en peligro; para que la muerte nunca sea una nueva alternativa en el país, y para que una persona que piensa distinta no sea un enemigo sino un adversario político.

También tiene que ver con algo que yo creo que uno aprende en la familia, que es el valor de la resiliencia, que es el valor de, pese a las adversidades y los golpes, no quebrarse.

¿Cuáles son sus prioridades?

Yo tengo un mandato que lo define una resolución de las Naciones Unidas. Tengo que cumplir con ese mandato que tiene varias partes. Una es ser la voz de los que no tienen voz. Otra es trabajar con los Estados para, por un lado, informarles de los desafíos que tienen en el área de los derechos humanos, y por otro ofrecerles desarrollar capacidad institucional y cooperación técnica.

Hacer primero uno o lo otro va a depender de la situación, porque yo quiero ser la voz de los que no tienen voz, pero también quiero tener resultados. Quiero que ojalá esas políticas, si es que son políticas intencionales, se modifiquen, y si no se pasen las sanciones que correspondan a nivel internacional.

Yo diría que mi prioridad número uno es la prevención.

¿Cómo se puede proteger a los defensores de los derechos humanos?

Nosotros lo que buscamos es apoyar, desde la Oficina, todo tipo de iniciativas que les permitan realmente ejercer la defensa de los derechos. Hay proyectos de apoyo específicos.

También alzamos la voz para llamar a los Gobiernos a permitir que puedan realizar efectivamente su actividad. Hay señales preocupantes de disminución de recursos, y hemos visto cortes de financiamiento, incluso en países europeos, para los defensores de los derechos humanos. También hemos observado la disminución de los espacios cívicos de participación y eso no nos parece bueno. No contribuye a un ambiente sano de derechos humanos, democrático y transparente en una sociedad.

Como Gobierno, a nadie le gusta que le critiquen; sin embargo, uno siempre tiene que ponerse en el rol de ver si está realmente pasando eso que me están diciendo.

Este año celebraremos el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ¿dónde nos encontramos con respecto a 1948?

Ha habido muchos progresos y cuesta reconocerlo porque a nosotros nos toca ver la parte fea, la parte de los dolores, de las violaciones de los derechos humanos. Pero si uno mira hacia atrás, en esa época ¿cuántas mujeres votaban? o ¿cuánta pobreza había en el mundo? o ¿cuál era el grado de integración de los ciudadanos en sus sociedades?

Pero todavía quedan desafíos gigantescos.

Tenemos nuevos desafíos, porque la población está viviendo más años y tenemos una población mayor pobre, con pensiones bajas. La verdad es que esta tarea no termina nunca.

Mirando a nuestra región, tiene que preparar un informe sobre Venezuela, pero de momento no tiene acceso al país. ¿Cómo afronta este informe?

Nosotros tenemos el mandato de monitorear y presentar un reporte ante el Consejo de Derechos Humanos el próximo año, a mitad del próximo año. Por lo tanto, nuestra gente estará haciendo el monitoreo desde fuera de Venezuela. En el caso concreto de que haya una visita mía o un acuerdo de que nuestra gente pueda ir allá, entonces habrá la oportunidad de que el reporte incluya una visión del Gobierno, junto con la de las personas que han presentado acusaciones frente a un conjunto de materias.

¿Y en cuanto a Nicaragua?

Nosotros tenemos un mandato y también vamos a monitorear. En este momento, el equipo está monitoreando desde Panamá y en la reunión con el ministro de Relaciones Exteriores que fue al Consejo de Derechos Humanos, a comienzos de septiembre, señalamos que, si Nicaragua plantea condiciones adecuadas para que el equipo pueda volver, nosotros estamos muy disponibles a volver. Pero naturalmente hay que conversar en qué condiciones. Y le hemos dicho, lo mismo que a todos, si hay acceso, los informes van a ser informes más completos, mejores, pero nosotros vamos a hacer nuestra tarea.

 

Escúchalo en Radio ONU:

 

Con información del Centro de Noticias de la ONU

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES