ACNUR pide a los Estados medidas más contundentes contra la apatridia

13 noviembre, 2018

Foto: ACNUR/Roger Arnold Kombo Asumani Kombu y su familia asistieron a una taller de ACNUR en Shimoni, Kenya, para hablar de su experiencia como apátridas.

En noviembre de 2014, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), en conjunto con otros organismos de las Naciones Unidas, los Estados y la sociedad civil, presentó la iniciativa #YoPertenezco (#IBelong), para erradicar la apatridia a nivel global.

Desde entonces, más de 166.000 apátridas han recibido una confirmación de nacionalidad, decenas de Estados se han sumado a las convenciones internacionales contra ese flagelo y muchos otros han reformado su legislación o adoptado planes nacionales para evitar esa condición en las personas.

Sin embargo, para 2017 se reportaron 3,9 millones de individuos apátridas en 70 países, una cifra que el ACNUR teme podría ser tres veces más alta, dada la dificultad de determinar con precisión la medida de ese colectivo.

Ser apátrida puede representar una vida sin educación, sin servicios médicos ni empleo legal. En ocasiones puede significar no poder casarse, no tener una casa, no tener libertad de movimiento y vivir en los márgenes de la sociedad sin expectativas ni esperanza.

Los datos de ACNUR indican que 25 países todavía tienen leyes según las cuales las mujeres no pueden garantizar la nacionalidad a sus hijos del mismo modo que los hombres.

Con información del Centro de Información de la ONU.

Minisitios

Periodistas Asesinados

Categorías

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES