40 % de Rohingyas expulsados de Myanmar. Más de la mitad son niños, alerta UNICEF

15 septiembre, 2017

UNICEF/UN0120422/Brown El 7 de septiembre de 2017, recién llegados a Rohingya refugios en la playa de Shamlapur en el distrito de Cox's Bazar, Chittagong Division en Bangladesh, después de las 5 horas en barco a través de las zonas abiertas de la Bahía de Bengal.

En las 389.000 personas de la minoría Rohingya que huyeron de Myanmar a Bangladesh en las últimas semanas, 60% son niños, según información difundida por el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) ayer, jueves 14 de septiembre. La proporción de refugiados en la población Rohingya llega al 40%.

“Las cifras actuales sumadas a los desplazados de la última ola de violencia de octubre del año pasado indican que alrededor de un 40% de la población total Rohingya del Estado de Rakhine ha huido a Bangladesh”, informó el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, durante su encuentro diario con la prensa.

La UNICEF espera realizar entregas regulares de suministros en los próximos días y semanas y recordó el flujo constante de personas, que comenzó el 25 de agosto.

La agencia envió camiones con artículos de emergencia, incluyendo agua y productos de saneamiento e higiene para miles de niños en la zona de Cox’s Bazar.

Entre miércoles y jueves, 10.000 personas llegaron a en esta zona, precisó Stéphane Dujarric.

UNICEF advirtió que aunque hay una grave escasez de alimentos y agua potable, lo más crítico es la falta de refugio.

El gran número de personas sobrepasa la capacidad de los campos de refugiados que ya existían, alertó, y los recién llegados buscan refugio en cualquier lugar donde puedan encontrar espacio.

La agencia de la ONU aumentó masivamente su respuesta de emergencia ante el creciente número de niños Rohingya en Bangladesh y pidió 7 millones de dólares a la comunidad internacional para proporcionar apoyo de emergencia durante los próximos cuatro meses.

Hablando de las condiciones sobre el terreno, el representante del UNICEF en Bangladesh, Edouard Beigbeder, destacó que hay niños en alto riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua.

El representante dijo que la tarea es monumental para proteger a esos “niños extremadamente vulnerables”.

La agencia lanzó un llamamiento de 7,3 millones de dólares para proporcionar apoyo de emergencia a los niños Rohingya en los próximos cuatro meses.

Varios países acusan a Aung San Suu Kyi, exdisidente ahora líder del Gobierno birmano y Nobel de la Paz y premio Nobel de la Paz, de no ofrecer ayuda a esta minoría musulmana que lleva tiempo denunciando persecución.

La minoría musulmana suní de Myanmar, que habla un dialecto de origen bengalí utilizado en el sureste de Bangladés, enfrenta su peor crisis humanitaria.

La  expulsión de 400.000 Rohingyas fue causada por una operación de seguridad lanzada el 25 de agosto por el gobierno de Myanmar tras enfrentamientos entre el Ejército de Salvación Arakan Rohingya (ARSA, en sus siglas en inglés) y los soldados birmanos.

La ONU alertó en varias ocasiones que en Myanmar se puede estar produciéndose una “limpieza étnica”.

Día de la Paz

Premio BREACH / VALDEZ

Banner Premio BREACH VALDEZ

Periodistas Asesinados

  • Javier Valdez

RECIBE LOS DESTACADOS EN TU CORREO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES